12.12.2010

Docenario guadalupano


Docenario guadalupano

Por el padre Joaquín Gallo Reynoso, sacerdote jesuita

Santa María de Guadalupe: Liberadora de nuestros males y Promotora de nuestras personas María de Guadalupe: Escudo y Patrona de libertad; Bandera y Profeta de un pueblo que renace Hoy nos felicitamos tod@s por el aniversario de la gran Alianza que Dios ha hecho con nosotros a través de nuestra Madre Amorosa, Santa María de Guadalupe. Agradezcamos tanto amor y tanta confianza con nosotros y oremos por México para que respondamos con generosidad a lo que desde nuestro inicio como nación "por el dedo de Dios se escribió..." Este fin del año del bicentenario y centenario nos haga conscientes del poder, amor y cercanía de Dios para todos. ¡Felicidades!María nos vino a liberar de nuestros ídolos: de la inteligencia, de la voluntad, de nuestras valoraciones y falsas apreciaciones... Tanto en la época de Juan Diego como ahora María nos viene a sacar de nuestras tinieblas interiores para darnos a conocer "Al Verdaderísimo Dios por Quien vivimos"(N.M.26). Oremos para que el Espíritu Santo nos ayude a salir, con Su Don de Fortaleza, de estas tinieblas e idolatrías.

Jaculatoria: Santa María de Guadalupe, Flor de alivio a nuestros males; que construyamos Contigo nueva tierra, nuevos mares...

Segunda consideración: María nos vino a reconciliar entre nosotros y con Dios. Ella reconcilia en Sí misma a la creación entera como vemos en Su atuendo. Ella reconcilió a etnias y razas muy diferentes en 1531. Desde entonces para acá nos ayuda a reconciliarnos. Pidámosle que lleguemos a ser un país reconciliado entre nosotros mismos y seamos testigos de reconciliación para otros países...

Tercera consideración: Dios y María establecieron Su Alianza prodigiosa con nosotros para que vayamos por delante abriendo camino a los desheredados, a los sin techo, a las etnias abandonadas, a los que no tienen dónde reclinar la cabeza como el Señor Jesús en Su tiempo. Comprometámonos a buscar caminos de solidaridad para que todos tengan la vida de abundancia que trajo Cristo.

Cuarta consideración: María fue, es y será Bandera de unidad, de paz, de armonía para México. Ella nos invita "a poner todo lo que esté de nuestra parte" (N.M.37) para que todo esto sea realidad entre nosotros y lo extendamos a otras naciones. Lo mismo que le mandó al Obispo nos lo dice ahora a México: "para que haga lo que esté de su parte, para que se haga, se levante Mi templo que le he pedido"(N.M.142). Es el templo espiritual, la nueva vida, el nuevo canto, el nuevo sol para tod@s. Que no nos retrasemos más ante este llamado de nuestra Madre, Reina y Señora.

Quinta consideración: La frase que decimos todos los días en la celebración de la Misa "Mientras esperamos la gloriosa venida de Nuestro Salvador Jesucristo" nos convoca a preparar un mundo nuevo para el Señor, para todos... Hemos de ayudarle a Dios a que "la nueva Jerusalén descienda del cielo, enviada desde Dios, resplandeciente de gloria... engalanada como novia que se adorna para Su Esposo... Él enjugará las lágrimas de sus ojos y ya no habrá muerte, ni luto, ni llanto... Porque Él (y Ella) acamparán con Su Pueblo... y estarán con ell@s... Y dijo Él que estaba sentado en el trono: Yo hago nuevas todas las cosas..." (Apoc 21,2-5, entresacados...). Con Él y con Ella construyamos el México que Dios y Santa María de Guadalupe esperan que levantemos con Ellos... "Amén. ¡Ven, Señor Jesús. Que la gracia del Señor Jesús esté con tod@s" (Apoc22,20-21).Apoyos Bíblicos: Mt 25, 31-46; Jn 13,34-35; 17,1-13 y 21-24.

¡Felices fiestas Guadalupanas!**Para la gloria de Dios y de Santa María de Guadalupe**

No hay comentarios:

Publicar un comentario


I made this widget at MyFlashFetish.com.