4.12.2011

Docenario Guadalupano

Docenario Guadalupano
Por el padre Joaquín Gallo Reynoso, sacerdote jesuita

 

Discipulado y misión en el Acontecimiento Guadalupano. Los pecados humanos y la Alianza de Dios en los inicios de este Acontecimiento.
Estamos a pocos días de celebrar la Pascua de este año. Nos hemos estado preparando con la oración, el ayuno, la limosna y la misericordia para disponernos a vivir al estilo de Jesús, a renunciar a todo lo que contradice nuestro ser cristiano. Nos hemos arrepentido y hasta confesado. A lo mejor hasta fuimos en peregrinación con la diócesis a Ichmul y tuvimos la gracia de recibir la indulgencia plenaria. Son nuestras buenas noticias; entre otras, y muy buena, la beatificación del papa Juan Pablo II en unos días. ¡Felicidades!
Durante el mes pasado y en los inicios del actual hemos tenido malas noticias internacionales, nacionales, locales. Desde despilfarros y falta de transparencia aquí hasta guerra en Libia, Yemen y otros lugares, y nuestro país, lleno de asesinatos y violencias sin cuento. Somos un pueblo pecador, pero somos también herederos de una gran Alianza que
Dios ha hecho con el mundo a través de nosotros y nuestros ancestros en el Acontecimiento Guadalupano como antiguamente lo hizo con Israel, y desde este pueblo, con el mundo entero.

Hoy vamos a reflexionar, como preparación a nuestra próxima Pascua, en este misterio del pecado y de la gracia divina a través de las omisiones pecaminosas y los pecados cometidos que hubo en la época en que la Virgen vino a México a establecer la Alianza de parte de Dios que nos la ha entregado como verdadera Madre a todo el género humano.
Pidamos que la misericordia divina, que ha estado tan presente siempre en este Acontecimiento, siga siendo tan promotora para todos, y de manera especial, para nosotros y los países latinoamericanos.
Primera consideración: Dios quiso establecer una Alianza con el Nuevo Mundo desde el Tepeyac, a través de María, para darnos a su Hijo. Dios Trinidad, siempre pendiente de nuestro bien eterno, quiso comprometerse con la humanidad y el Padre  “nos envió a su Hijo, nacido de mujer y bajo la ley, para que participáramos de su herencia infinita” (Gal 4, 4-6). Desde el Tepeyac, lugar céntrico para buena parte de América, preparó y realizó la Alianza a través de Juan Diego, a quien fue preparando como buen discípulo de Jesús a través de las clases de catecismo que recibía en Tlatelolco.
Agradezcamos su Plan… Jaculatoria apropiada: Por tu Cruz y resurrección/ nos has salvado, Señor.
Segunda consideración: El obispo Zumárraga no creyó al principio del Acontecimiento y procedió como mal discípulo de Jesús… En la primera aparición la Virgen le pidió a Juan Diego que fuera con el Obispo a decirle el encargo que le daba de construirle su casita para dar allí “al Verdadero Dios por quien se vive” (N.M. 26-28), pero el Obispo no le creyó. Reafirmemos nuestra fe en Dios que quiere nuestro bien.
Tercera consideración: Los servidores del Obispo le hicieron creer a éste que Juan Diego era un mentiroso y pretendieron impedir la misión del profeta de América… Los servidores fueron aleccionados por el Obispo para que “siguieran a Juan Diego y fueran detrás de él, que cuidadosamente lo espiaran a dónde iba, y a quién veía o hablaba” (N.M. 82). Como lo perdieron de vista fueron con el cuento de que solamente engañaba al Obispo y éste les creyó. Jesús nos pide que sepamos escuchar a todos para discernir correctamente cuál es la verdad y qué hay que hacer en cada caso como buen@s discípul@s suy@s
Cuarta consideración: Los servidores del Obispo interfirieron con Juan Diego para que no diera el mensaje de Dios y de María al Obispo y éste no pudiera cumplir su misión. Cuando Juan Diego llegó a casa del Obispo con la señal de las flores los criados de aquél no le hicieron caso por mucho tiempo, se dejaron guiar por sus prejuicios y estuvieron a punto de dar al traste con la misión de Juan Diego. ¿No procedemos así en muchos casos, como malos discípulos del Señor y lo dejamos mal parado ante nuestros prójimos..?
Quinta consideración: Dios hizo la Alianza con su pueblo, a través de María, a pesar de los pecados y obstáculos humanos, y el Obispo y el pueblo se convirtieron en discípulos y misioneros de Dios y de María.
Es sorprendente cómo Dios planeó todo tan bien en este Acontecimiento que al Obispo y pueblo fiel no les quedó sino aceptar la verdad de la Alianza hecha por Dios con ellos a través de María para darnos a conocer a Cristo, Luz del mundo, Luz necesaria para México y América de manera especial en ese momento de la Historia. Y por eso se convirtieron en propagadores del Acontecimiento Guadalupano que convirtió a millones en discípulos del Señor. Alabemos a Dios por su grandeza, su amor con nosotros. Admiremos cómo, aun a pesar de nuestros pecados, Él nos tiende su Mano y nos reitera su amor y gracia…

4.08.2011

El Rosario impetra la Misericordia divina.


El Rosario impetra la Misericordia divina. 
Hijos predilectos, recitadlo con frecuencia [el Rosario], porque sólo con vuestra sacerdotal oración, recogida en mi Corazón Inmaculado, podremos en estos tiempos mover, casi forzar a manifestarse la gran Misericordia de Dios.
En la hora en que todo parezca perdido, todo se salvará por el amor misericordioso del Padre, que se hará visible a través de la mayor manifestación del Corazón Eucarístico de Jesús. 
(Mensaje de la Virgen al Padre Gobbi, del Movimiento Sacerdotal Mariano) 
Comentario: 
La Virgen quiere que recemos muchos Rosarios, porque solo con la oración podremos obtener la gran misericordia de Dios sobre el mundo.
Ya que este mundo necesita tanto de la Misericordia divina, no perdamos tiempo inútilmente frente al televisor o en pasatiempos inútiles, y dediquémonos a rezar más Rosarios, porque la salvación del mundo depende de nosotros, de nuestra oración.
No creamos que no somos importantes, porque con el arma de la oración, del Rosario, somos de valiosa ayuda a la Santísima Virgen para que pueda intervenir en los difíciles acontecimientos de esta tierra.
La Virgen quiere que le ofrezcamos con amor el rezo perseverante del Rosario, y Ella nos promete que salvará a la humanidad y a cada uno de los que, fielmente, recitaron diariamente el Santo Rosario.
Con el Rosario podemos influir en todos los acontecimientos humanos y dirigir los hechos a la mayor gloria de Dios y a la venida del Reino de Dios en el mundo, mediante el reinado eucarístico de Jesús.

4.07.2011

Llena eres de Gracia.

Llena eres de Gracia. 

Comentario: 
El Ángel Gabriel llama a María “Llena de Gracia”, con lo cual está manifestando que María no tiene ningún tipo de pecado, ni siquiera el original, pues está repleta de gracia, y donde está la gracia en plenitud no puede estar también el pecado.
La Virgen no tiene esta gracia solo para Ella, sino que la posee para dárnosla a nosotros, sus hijos muy amados, ya que todo don y todo bien nos vienen de las manos de María y por su mediación.
Cuando le decimos “Llena eres de gracia”, le estamos diciendo a la Virgen que es perfecta, que es la Inmaculada Concepción, y es una hermosa alabanza que hacemos a nuestra Madre. Por eso rezando el Rosario, con la repetición de cincuenta avemarías, le decimos cincuenta veces a María que Dios la preservó de toda mancha y que es el depósito de todas las gracias del Altísimo.
María había concebido a Cristo espiritualmente ya en su Corazón, antes de que se encarnara el Verbo. Porque la Virgen estaba llena de Gracia, ¿y qué es la Gracia sino la misma Vida de Dios? Por ello María estaba llena de Dios, tenía en sí misma a Dios mismo.
Cuando busquemos a Dios, no vayamos por todas partes, sino dirijámonos al seno de María, y allí lo encontraremos en su plenitud, porque Dios habita plácidamente en María.

I made this widget at MyFlashFetish.com.