8.26.2009

LA LLAMA DE AMOR


Mensaje del 25 de agosto de 2009



Mensaje del 25 de agosto de 2009
.
¡Queridos hijos! Hoy los invito nuevamente a la conversión. Hijitos, no son suficientemente santos y no irradian santidad a los demás, por ello oren, oren, oren y trabajen en la conversión personal para que sean signos del amor de Dios para los demás. Estoy con ustedes y los guío hacia la eternidad, la que debe anhelar cada corazón. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!

" ORACION A LA VIRGEN POR LA PAZ "


" ORACION A LA VIRGEN POR LA PAZ
"María, Madre del redentor, implora para nosotros el don de la paz deCristo.Tú diste a luz al Salvador del mundo, enviado a anunciar la paz a loscercanos y lejanos y a reunir a los hombres de toda raza y estirpe enuna sola familia.Escucha las súplicas de tus hijos, por los pueblos que sufren, hazque pronto claree para ellos el alba de la paz y de la vida nueva.Virgen de los Dolores, acuérdate de cuantos son víctimas de laguerra, haz que se unan a los sufrimientos de Cristo, tu Hijo,ayúdales a seguirlo por el camino del Calvario, para descubrir en laCruz el secreto de una vida nueva, no ya sujeta a muerte.Habla a los corazones de los responsables de la suerte de lospueblos, que trabajen por una paz duradera y benéfica.Virgen gloriosa, Reina de la paz, reaviva en todos los hombres laesperanza del encuentro feliz con Dios, Señor de la paz y de la vida,Padre de todos.Amén.

8.25.2009

Letanías de la Llama de Amor


Letanías de la Llama de Amor
Corazón Inmaculado de María, que estás constantemente encendido de amor por Dios y por los hombres, Ruega por nosotros.
* Después de cada invocación repetir:
“Atiéndenos, ¡Oh, Dios y Señor nuestro!”
¡Que La Llama de Amor del Inmaculado Corazón de María encienda nuestra alma!*
¡Que induzca nuestro corazón a un perfecto amor a Dios!*
¡Que encienda en nuestro corazón un sincero amor al prójimo!*
¡Que La Llama transbordante del Amor de nuestra
Madre Santísima sea la fuente luminosa de las familias! *
¡Que en esta fuente luminosa las familias se santifiquen!
¡Que La Llama de Amor de su Corazón Materno también ilumine las almas de los niños!
¡Que La Luz del Corazón Inmaculado nos muestre el camino! *
¡Que por Su Llama de Amor andemos en el camino luminoso! *
¡Que por La Llama de Amor de Su Corazón reconozcamos el sentido de la vida! *
¡Que La Llama de Amor de Su Corazón queme los pecados de nuestra alma y convierta a los pecadores! *
¡Que Su Llama de Amor fortifique nuestro esfuerzo en la práctica del bien! *
¡Que podamos trasmitir La Llama de Amor de nuestra Madre Santísima a nuestros hermanos! *
¡Que La Llama de Amor de nuestra Madre Santísima ilumine la oscuridad de nuestras almas! *
¡Que La Llama de Amor de nuestra Madre Santísima torne fervientes a las almas tibias! *
¡Que La Llama de Amor de Su Corazón enternezca los corazones endurecidos! *
¡Que La Llama de Amor de Su Corazón despierte a los indiferentes! *
¡Que La Llama de Amor de Su Corazón entusiasme a las almas apostólicas! *
¡Que La Llama de Amor que surgió en el Corazón Inmaculado alcance a todos los hombres! *
¡Que La Llama de Amor de nuestra Madre haga arder nuestra alma en el amor a Dios!*
¡Que La Llama de Amor de Su Corazón extinga el fuego del odio!*
¡Que La Llama de Amor de nuestra Virgen Madre ilumine la mente de los dirigentes de todos los Pueblos! *
¡Que conservemos La Llama de Amor, recibida del Corazón Inmaculado, hasta el fin de nuestra vida! *
¡Que la suave luz de La Llama de Amor nos haga avanzar rumbo al Cielo! *
¡Que La Llama de Amor del Corazón Inmaculado nos ilumine en la hora de la muerte! *
Que La Llama de Amor que brota sin cesar del Corazón Inmaculado resplandezca sobre nosotros!*
¡Que La Llama de Amor del Corazón Inmaculado brille cuanto antes sobre todo el Mundo! *
¡San José! Así como procuraste abrigo para la Virgen
María en Belén, ayúdanos también a encontrar un refugio para La Llama de Amor de Su Corazón Inmaculado en el Mundo de los hombres! Amén.
Virgen Santísima, sálvanos y derrama el efecto de gracia de Tu Llama de Amor sobre toda la humanidad, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.


8.23.2009

8.22.2009

¡¡MADRE¡¡


Madre, Tu protección va más allá de nuestro entendimiento
¿Quién, después de Tu Hijo, se interesa como Tú en el género humano? ¿Quién nos defiende sin cesar en nuestras tribulaciones? ¿Quién nos libra tan pronto de las tentaciones que nos acosan? ¿Quién toma nuestra defensa para disculparlas en los casos desesperados? En virtud de la fuerza que Tu maternidad te ha concedido ante Tu Hijo, aunque seamos condenados por nuestros pecados y que no nos atrevamos más a mirar hacia el Cielo, Tú por medio de Tus súplicas e intercesión nos salvas del suplicio eterno. Por eso el afligido en Ti se refugia, el que padece la injusticia a Ti recurre, el que está dentro del mal invoca tu asistencia. Todo lo que viene de Ti, Madre de Dios, es maravilloso, todo es más grande que la naturaleza, todo supera nuestra razón y nuestras fuerzas. Tu protección va más allá de nuestro entendimiento.
San Germán de Constantinopla


Dulzura de los ángeles, Alegría de los afligidos,
Abogada de los cristianos, Virgen Madre del Señor,
protégeme y sálvame de los sufrimientos eternos.
María, purísimo incensario de oro, que ha contenido
a la Trinidad excelsa: en Ti se ha complacido el Padre,
ha habitado el Hijo, y el Espíritu Santo, cubriéndote con su sombra,
Virgen, te ha hecho Madre de Dios.
Tú eres nuestra defensa ante Dios.
Extiende tu mano invencible y aplasta a nuestros enemigos.
Manda a tus siervos el socorro del Cielo.
Amen.
(Oración de la Liturgia Bizantina)

Caminata de la Encarnacion


Caminata de la Encarnacion

Se reza la primer salve.

Oración:

Oh Virgen de la Encarnación, mil veces te saludamos, mil parabienes te damos por el gusto que tuviste cuando Dios en ti encarnó, pues eres tan poderosa oh Virgen y Madre de Dios, concédeme lo que te pido por amor de Dios, por amor de Dios.

SE MEDITA Y SE PIDE LA PRIMERA GRACIA
*Se reza la segunda salve
-Se repite la Oración: oh Virgen de la Encarnación...

SE MEDITA Y SE PIDE LA SEGUNDA GRACIA
*Se reza la tercera salve
-Se repite la Oración: oh Virgen de la Encarnación...

SE MEDITA Y SE PIDE LA TERCERA GRACIA

Oración Final:

Acordaos oh piadosísima María que jamás se ha oído decir que persona que a vos se acogiere y pidiese socorro, hubiese salido desamparada, animada con tal confianza a vos acudo, oh Virgen de la Encarnación. Oh madre de mi Señor Jesucristo, a vos vengo, a vos me presento con temor de mis pecados, no queráis menospreciar mis oraciones y mis palabras oh Madre mía, por el misterio de tu Santísima Encarnación oídlas y cumplidlas con misericordia, por amor de Dios, Amen.

Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del altar en el cielo, en la tierra y en todo lugar.

SE REZA UN AVE MARIA POR LA PERSONA PROPAGADORA DE ESTA CAMINATA.

NOTA:

No se debe hablar cuando se está rezando.
Se comienza el día 25 de marzo y se termina el 25 de diciembre.
Se está caminando mientras se reza.

CON LICENCIA ECLESIÁSTICA.

CORAZON DE MARIA


¡Oh Corazón de María,Madre de Dios y Madre nuestra!

¡Corazón amabilísimo,objeto de las complacenciasde la adorable Trinidad,

y digno de la veneracióny ternura de los ángeles y de los hombres!

¡Corazón el más semejanteal de Jesús, cuya imagen más perfecta eres!

Corazón lleno de bondad y en gran manera compasivode nuestras miserias!

¡Ah! Hacednos sentir ahora,¡oh Virgen piadosísima!,la dulzura de vuestro corazón maternal

y la fuerza de vuestra intercesiónante el de Jesús.

Amén

" VIRGEN MARIA, MADRE DE LA SONRISA "


" VIRGEN MARIA, MADRE DE LA SONRISA "

Igual que la caricia, como el levetemblor de vientecillo en la enramada,como el brotar de un agua sosegadao al fundirse de la nieve,debió ser, tan dulce, tu sonrisa,oh, Virgen Santa, Pura, Inmaculada,al sentir en tu entraña la llegadadel Niño Dios como una tibia brisa.Debió ser tu sonrisa tan gozosa,tan tierna y tan feliz como es el alaen el aire del alba perezosa,igual que el río que hacia el mar resbala,como el breve misterio de la rosaque, como aroma, toda el alma exhala.AMEN.

(Rafael Morales)

María Reina, Santa



María Reina, Santa
María es Reina por ser Madre de Jesús, Rey del Universo, Agosto 22

Reina de todo lo creadoEl 22 de agosto celebramos a la Santísima Virgen María como Reina. María es Reina por ser Madre de Jesús, Rey del Universo. Un poco de historia La fiesta de hoy fue instituida por el Papa Pío XII, en 1955 para venerar a María como Reina igual que se hace con su Hijo, Cristo Rey, al final del año litúrgico. A Ella le corresponde no sólo por naturaleza sino por mérito el título de Reina Madre. María ha sido elevada sobre la gloria de todos los santos y coronada de estrellas por su divino Hijo. Está sentada junto a Él y es Reina y Señora del universo. María fue elegida para ser Madre de Dios y ella, sin dudar un momento, aceptó con alegría. Por esta razón, alcanza tales alturas de gloria. Nadie se le puede comparar ni en virtud ni en méritos. A Ella le pertenece la corona del Cielo y de la Tierra. María está sentada en el Cielo, coronada por toda la eternidad, en un trono junto a su Hijo. Tiene, entre todos los santos, el mayor poder de intercesión ante su Hijo por ser la que más cerca está de Él. La Iglesia la proclama Señora y Reina de los ángeles y de los santos, de los patriarcas y de los profetas, de los apóstoles y de los mártires, de los confesores y de las vírgenes. Es Reina del Cielo y de la Tierra, gloriosa y digna Reina del Universo, a quien podemos invocar día y noche, no sólo con el dulce nombre de Madre, sino también con el de Reina, como la saludan en el cielo con alegría y amor los ángeles y todos los santos. La realeza de María no es un dogma de fe, pero es una verdad del cristianismo. Esta fiesta se celebra, no para introducir novedad alguna, sino para que brille a los ojos del mundo una verdad capaz de traer remedio a sus males.

8.19.2009

LA LLAMA DE AMOR


La Salvación del Mundo por la Llama de Amor Habla la Santísima Virgen:

"¡Hay tanto pecado en el país! ¡Ayúdenme, salvemos las almas! Pongo un Haz de Luz en tus manos. Esta será la Llama de Amor de mi Corazón. Yo soy tu Madre bondadosa y amante, y en unión con ustedes los voy a salvar.San Esteban me ofreció tu país, y le prometí que escucharía siempre su intercesión y las de los Santos húngaros.Un nuevo instrumento quisiera poner en tus manos. Te pido lo aceptéis con gran comprensión porque mi Corazón los mira con aflicción.Hija mía, aquí te doy la Llama de Amor de mi Corazón. ¡Enciende con ella el tuyo y pásala por lo menos a un alma!". (Mensaje recibido un Viernes de Dolores)


El Secreto de la Llama de Amor EL FUEGO DE AMOR DE UNIÓN:"La Llama llena de gracias que de mi Corazón Inmaculado os he dado, pase de corazón a corazón. Este será el milagro cuya luz cegará a Satanás. Es éste el fuego de amor de unión. Vamos a apagar fuego con fuego, el fuego del odio con el fuego del amor. Esta gracia la he alcanzado del Padre Celestial por las Llagas de mi Hijo Santo".Este mensaje nos desvela la completa unión que existe entre la voluntad de la Santísima Virgen y la del Padre Eterno, de su Divino Hijo y de Dios Espíritu Santo.La Santísima Virgen prometió que estaría con nosotros para que la pequeña Llama se propague por el mundo como un reguero de pólvora.


ABRASA EL PECADO:"Quiero que así como mi nombre es conocido por todo el mundo, así también conozcan la Llama de Amor de Mi Corazón Inmaculado que no puedo por más tiempo contener en Mí, que salta con fuerza explosiva hacia vosotros. Con la Llama de mi Corazón cegaré a Santanás. La Llama de Amor de mi Corazón, en unión con vosotros, va a abrasar el pecado". POR TODOS LOS PUEBLOS Y NACIONES:"Escribe lo que te digo ahora: Extiendo la Llama de Amor de mi Corazón sobre todos los pueblos y naciones; no sólo sobre los que viven en la Iglesia Católica, sino sobre todas las almas del mundo entero que fueron señaladas con la bendita cruz de mi Santísimo Hijo...".


PROTECCIÓN PARA LOS MORIBUNDOS Y CONVERSIÓN PARA LOS PECADORES:"...Ves, hijita mía, si se enciende la Llama de Amor de mi corazón en la tierra, su efecto de gracia se derramará también sobre los moribundos. Satanás se quedará ciego, y con la ayuda de vuestra oración -mientras estéis en vela durante la noche- terminará la terrible lucha de los moribundos con Satanás. Bajo la suave luz de mi Llama de Amor hasta el pecador más empedernido se convertirá, porque quiero que ni una sola alma se condene".


NINGÚN MINUTO SIN VELAR:"Mi petición: Repartid entre vosotros las horas de la noche de manera que ningún minuto se quede sin que alguien esté velando. Mientras alguien esté velando, -haciendo referencia a mi Llama de Amor- ni un solo moribundo -lo prometo- se condenará en su contorno. (Si son muchos los reparadores, me contentaré hasta con 5 minutos por persona). Cuanto más fervorosa sea la plegaria, tanto más se cegará Satanás, y el pobre moribundo cobrará nuevas fuerzas para poder decidir bien sobre su definitiva suerte".


LAS ALMAS DEL PURGATORIOMi Llama de Amor que deseo derramar sobre vosotros en una medida cada vez mayor, quiero hacerla sentir también sobre las almas del Purgatorio. Dentro de ocho días voy a librar del purgatorio a los familiares difuntos de aquellas fimilias que los días jueves o viernes observan la hora santa familiar, si un miembro de la familia en día jueves o viernes ayuna a pan y agua. Quien ayuna a pan y agua en día lunes, liberará un alma sacerdotal del lugar del sufrimiento. (No es menester pasar hambre: ¡Hay que comer pan y beber agua!).El que reza tres Avemarías haciendo referencia a la Llama de Amor de mi Corazón Inmaculado, salva un alma del lugar de sufrimiento Quien reza un Avemaría en el mes de noviembre, diez almas libera del lugar de sufrimiento". ¡Yo Les urjo a Ustedes! ¡Los necesito a Todos! La Santísima Virgen nos ruega que hagamos todo lo posible para que la Llama de su Amor se extienda por el mundo entero.


RAUDAL DE GRACIAS:"Ya no puedo más contener en Mí mi Llama de Amor, ¡permitidle que salte hacia vosotros! ¡Dad ya por fin el primer paso! iOjalá viera ya vuestra animosa partida! Tan sólo el primer paso es difícil, ¡creédmelo! Una vez que éste se ha dado, mi Llama de Amor arrollará tumultuosamente la desconfianza de las almas, y después, como una suave luz, iluminará lo interior de ellas. Quienes, depuesta toda resistencia, acojan mi Llama de Amor, embriagados por la abundancia de gracias, anunciarán por todas partes -como yo lo había dicho- que tal raudal de gracias no se ha dado desde que el Hijo de Dios se hizo hombre .


"¡SOY YO QUIEN LO URJO!":¡No seáis tímidos! ¡La fuerza para actuar la concedo a todos vosotros! ¡Solamente tenéis que querer! Por el efecto de gracia de mi Llama de Amor vuestras almas se iluminarán para que vuestro arrancar sea valiente. ¡Haced esto! ¡Soy yo quien lo urjo!".
ES NECESARIA NUESTRA AYUDA:"Mi corazón arde del amor que siento hacia vosotros. Ya no puedo más contener en Mí mi amor; con fuerza explosiva salta hacia vosotros. Yo soy vuestra Madre. Puedo ayudar y quiero ayudaros pero para eso necesito también vuestra ayuda.......Debéis esforzaros por cegar a Satanás. Os necesito a todos, individual y colectivamente. No os demoréis porque Satanás se quedará ciego en la medida en que vosotros os afanáis en conseguirlo. Para comenzar, os concedo una fuerza admirable para todos y para cada uno en particular. ¡La responsabilidad es grande! Pero. ¡vuestro trabajo no será en vano! Si todo el mundo se une Conmigo, la suave luz de mi Llama de Amor se encenderá y prenderá fuego en toda la redondez de la tierra. Satanás será humillado, hecho impotente y ya no podrá ejercer más su poderío. Sólo os pido que no queráis alargar este tiempo de preparación. No, ¡No le deis más prórrogas! ¡No os quedéis pasivos frente a mi causa santa!...".


NO REHUSAR ESTA INVITACIÓN Y ROGAR A SAN JOSÉ:"A través de pocos, por los pequeños, debe comenzar esta efusión grande de gracias que conmoverá al mundo. Todo el que reciba este mensaje tómelo como una invitación y nadie se moleste por ella o la rehuse. Todos vosotros sois mis hijos y yo soy para todos una Madre. ¡Rogad a San José el casto esposo Él os ayudará a buscar hospedaje para mi Llama de Amor en los corazones de los hombres!".


ARDE AMERICA CON LA LLAMA DE AMOR Y LIBERANOS Y LIBERA A LOS POBRES PECADORES DE LAS GARRAS DEL MALIGNO.DERRAMA EL EFECTO DE GRACIA DE TU LLAMA DE AMOR SOBRE TODA LA HUMANIDAD.

8.16.2009

NOS FALTA PALABRAS PARA ALABARTE



Nos faltan palabras para alabarte
Meditaciones de las letanías del Rosario. Tú y yo, requerimos urgente la mano que acaricia, el rostro que se inclina hacia nuestro dolor, el corazón que compadece y suaviza el sufrimiento.



Consuelo de los afligidos


Hoy se buscan calmantes, pastillas contra el dolor, porque el dolor se ha multiplicado por todas partes. Cuando no son las enfermedades del cuerpo, son las tribulaciones del alma. El hombre de hoy, tú y yo, requerimos como algo urgente la mano que acaricia, el rostro que se inclina hacia nuestro dolor, el corazón que compadece y suaviza el sufrimiento. Necesitamos las manos, el rostro, el corazón de María. A todos los que sufren sin esperanza vayamos a decir que tienen una Madre, que los ama mucho.....


Auxilio de los cristianos


Se requería esta ayuda porque, si el Demonio la trae con todos los hombres, principalmente se ensaña con los cristianos. Entrar en el Corazón de María es estar a salvo de todos los peligros. Y si en todo tiempo ha sido necesario este auxilio, hoy más que nunca, pues perece que todo el infierno ha salido de sus antros para hacer daño a la Iglesia y a los cristianos. Por eso, si invocar a María, rezar el rosario siempre ha sido necesario, hoy es de vida o muerte. A los que defienden lo contrario los veremos muertos por el camino, desangrados por ese vampiro infernal.


Reina de los ángeles, de los patriarcas, de los profetas.


Reina de los apóstoles, de los mártires, de los confesores, de las vírgenes. Reina de todos los santos.Nadie quiere estar fuera de su reinado. Hasta los ángeles, que no son humanos, han pedio y obtenido tenerla como Reina. No como Madre, que ese privilegio sólo a los humanos ha sido dado. Pero al menos como Reina. Ningún ángel la llama con el tierno nombre de Madre, sino con el nombre respetuoso de Reina mía.Los patriarcas y los profetas, que son los grandes del Antiguo Testamento están bajo su protección. Su grandeza ha quedado pequeña ante la Gran Señora y Reina. Así me imagino yo a Abrahán, a Moisés, a Isaías y a los demás besando respetuosamente las manos de quien llevó en ellas a Dios mismo.Los grandes del Nuevo Testamento son los que entran en esta lista envidiable: apóstoles, mártires, confesores, vírgenes. De todos es la Reina, la que los supera a todos, la que les ha dado la fortaleza en sus batallas, la que les ha guiado hasta el cielo y hasta la santidad. Reina de muchos, Reina de los mejores, porque eres la Mejor de todos.Reina de los santos. Podría ser reina de ti y de mí, si llegamos a ser tales. Hay que ganarlo con esfuerzo. La posibilidad está abierta, mientras dura la vida. Todos los santos han amado de manera particular a su Reina. Y Dios los premia de manera muy especial en el cielo, por haber honrado tan hermosamente a su Joya.


Reina concebida sin pecado original


El privilegio de la Inmaculada Concepción. Estamos muy de acuerdo con que Dios hiciera una excepción con su Madre, que también es nuestra Madre. Nuestra Madre nació igual a nosotros en todos menos en el pecado original. ¡Bendita Tú, que no pasaste por la amargura del pecado! Así, no manchada por nada, puedes ayudar más eficazmente a los manchados con todos los pecados. Vemos que los doctores y enfermeras se ponen guantes y tapabocas para no contagiarse y poder curar mejor. María no necesita de eso. No necesita antivirus. Más bien los virus mueren en el acto en su presencia. A veces podría uno pensar que, como uno es pecador, si intenta tocar o dar un beso o una flor a María la contamina. No es cierto. Ella no se contagia de nuestra basura,

sino que nosotros nos contagiamos de su pureza y de su santidad.


Reina elevada al cielo


Esto está defendido en un dogma, el de la Asunción. Alguien de nuestra raza, alguien muy especial ya está en el cielo en cuerpo y alma. Nuestra Madre nos dice que es verdad lo de los nombres escritos en el cielo; nos dice que vale la pena sufrir todo con tal de ganar el cielo. Nos anima, nos ayuda a conseguirlo. Puedes estar seguro de que para conseguir que tú vayas al cielo María Santísima hará todo lo que está en su mano para lograrlo, lo está haciendo. Déjala hacer, deja que te lleve al cielo, no la estorbes con tu ingratitud.¡Qué alegría tan profunda y tan pura nos da el saber que nuestra Madre está ya para siempre en el cielo, eternamente feliz..! Solo faltamos nosotros. Ella lo sabe y ruega a diario para lograrlo. Suplica a su Hijo que tenga misericordia. En fin que, si bien fue Jesús el que me mereció la redención, será mi Madre la que al fin lo obtenga. ¡Gracias infinitas, Madre!


Reina del Santísimo Rosario


Es una Madre que nos pide rezar el Rosario. Es Ella y no algún fraile disgustado. Porque Dios mismo ha prometido gracias realmente excelentes. Si rezando el rosario todos los días se obtiene el cielo, díganme si vale la pena rezarlo. Desapreciar esta oración es despreciar a María y despreciar a Dios. Una de las mejores cosas que se pueden hacer es, precisamente, rezar el rosario y hacer que otros lo recen. El Papa instituyó un año del rosario. Nos consta que lo reza diariamente. Todos los grandes santos han sido devotos de María y han tenido un gran aprecio por la oración que más le gusta a la Madre de Dios.


Reina de las familias


Es un título que faltaba en las letanías y que Juan Pablo II se encargo de añadir. Las familias tenían necesidad de una Reina. Y una Reina fuerte, que fuera parte de una familia, abogada y defensora contra un enemigo abiertamente declarado contra las familias, el Demonio. Hoy tiene el maléfico pensamiento de destruir la familia. Y ya ha hecho bastante mal. Pero se le enfrenta su eterna rival, María Santísima. Todos somos miembros de una familia y todos queremos que las familias se sostengan en el amor y en la unidad. Invoquemos a la Reina de la Familia.


Reina de la paz


Tan necesaria en nuestros tiempos. Si invocáramos más a María, si rezáramos el rosario con más frecuencia y devoción se acabarían las guerras, todas las guerras. Está prometido. Pero no lo creemos. Seguimos tercamente empeñados en pelear con nuestras piedras, flechas, espadas, cañones y bombas.A su Hijo se le llama entre otras cosas, Príncipe de la paz. Pues bien, este príncipe, cansado de que no le hagamos caso, nos ha dicho insistentemente: “ Si quieren la paz, hagan lo que Ella les diga”. Él nos ha pedido que recemos el rosario. Dios mismo ha prometido paz a cambio de rosarios.María es una Reina bellísima, muy poderosa. María es una Madre amorosísima, la mejor de todas. María es la delicia de Dios. María es la flor más bella que ha producido la tierra. Su nombre es dulzura, es miel de colmena. Dios la hizo en molde de diamantes y rubíes, y luego rompió el molde. Le salió hermosísima, adornada de todas las virtudes, con sonrisa celestial. Y, cuando moría en la cruz, nos la regaló. Esa mujer es mi madre bendita...

Alabanzas a La Santísima Virgen



Alabanzas a La Santísima Virgen
Meditaciones de las letanías del Rosario. Rezarlas con devoción es como ir llenando un cántaro, el de nuestro corazón, de más amor, alegría y admiración.

Alabanzas a La Santísima VirgenRosa místicaEsta letanía la comprenden quienes aman las flores y son capaces de extasiarse ante alguna de ellas. Pues, bien, María es una flor bellísima, la más bella de todas. ¿Te gustan las flores, una rosa, un clavel...? María es una rosa que no se marchita, perfumada siempre, que nos hace mirarla, quererla como la flor más hermosa. La mejor rosa que ha producido la tierra.Todas las bellas flores acaban marchitándose, no pueden mantener su encanto sino por un tiempo reducido. María ha florecido en el jardín del cielo y no se marchitará jamás. Por eso produce una ilusión perenne, un éxtasis eterno, una ternura inacabable.


Torre de David


La comparación se refiere a la muralla que rodea y defiende la ciudadela de Jerusalén, la Ciudad Santa. Una torre en la muralla es la parte mas fuerte. Así se quiere comparar a María como un bastión inexpugnable en la Iglesia, la nueva Jerusalén, una fuerza imbatible contra los enemigos de Dios y de nosotros, sobre todo del enemigo eterno de Dios y de los hombres, el Diablo. Contra la Torre de David nada puede el Demonio. Lo sabe desde hace mucho tiempo. Por eso él odia a María con todas sus fuerzas y a los hijos de María. Contra Ella y contra Dios nada puede, pero sí puede contra sus hijos. Ahí se centra su venganza. Se podría decir que ahí está la debilidad de Dios y de la Santísima Virgen. Pero depende de nosotros. Si estamos cerca de María no hay nada que temer. Si nos alejamos de Ella, hay que temer todo, y con razón.


Torre de marfil


El marfil es un elemento muy valioso, muy cotizado. Esto pone en serio peligro de extinción a los pobres elefantes que lo producen en sus colmillos. Se quiere significar que María está hecha de material precioso, de virtudes celestiales, de santidad, de pureza.


Casa de oro


Nuevamente se habla de un mineral precioso, el rey de los metales, el oro. Si una casa se construye completamente de oro, su valor es incalculable. Queremos decir que María vale más que el oro, vale tanto que no tiene precio en los mercados. Por ninguna criatura ha apostado Dios tanto como por María. La valora tanto que la ha hecho su Madre. Y nos valora tanto que la ha hecho nuestra Madre. Aquí podemos comprender el amor de Dios a nosotros. La casa de oro se llama María de Nazareth y se llama nuestra Madre.


Arca de la alianza


El Arca antigua de la Alianza era respetada fuertemente por los judíos, por una razón; encerraba las dos tablas de los mandamientos que Dios había revelado a Moisés. María encerró no las tablas de los mandamientos sino a Dios mismo, el autor de la Antigua y de la Nueva Alianza. De ahí que la veneración hacia Ella se alarga y se eleva casi hasta el infinito.Rezar las letanías con devoción es como ir llenando un cántaro, el de nuestro corazón, de más amor, alegría y admiración. Al final, el cántaro se ha llenado de todas esas hermosas realidades. ¡Qué diferencia de los que las rezan sin amor, distraídos! Su cántaro se llena de nada.


Puerta del cielo


Si el cielo es la felicidad eterna, el lugar donde reside Dios y donde estamos destinados a vivir felices por toda la eternidad, la puerta de entrada es muy importante. Resulta que la puerta se llama María. Al cielo se entra por María. Quien ama a María, quien le tiene gran devoción, tiene el boleto asegurado y la puerta abierta para entrar. Su sí a Dios abrió la puerta que estaba cerrada. Ella nos abrirá la puerta de la felicidad eterna; nos dará un abrazo cariñoso. y nos presentará a Jesús y al Padre. ¡Cuanta ilusión me da el pensar en ese momento!A medida que conocemos a la Virgen, nos vamos enterando de su gran importancia en esta vida y en la otra vida. María nos es completamente necesaria e indispensable. Y los que opinan de otra manera, muy su opinión, que respetamos, pero andan muy equivocados.Abrir la puerta, y encontrarnos con María Santísima es el comienzo del cielo, su preludio, el inicio del éxtasis eterno que comienza...pero no terminará jamás...


Estrella de la mañana


Lucero que precede a la salida del Sol, de Jesús. Estrella del Mar, que orienta a los que andan perdidos. Me llama mucho la atención la devoción que tienen a la Virgen los marineros de muchos puertos. Ellos saben de tormentas, de difíciles momentos pasados en alta mar. Por eso saben también invocar con todas sus fuerzas a la Estrella del Mar.


Salud de los enfermos


María lleva en sus manos y en su corazón la salud, tan necesaria para vivir en plenitud. Por eso, uno de los momentos en que más se invoca a María por parte de todos sus hijos es en la enfermedad. Uno de los momentos en que más necesitamos invocar a María es en los momentos de dolor. Y cuando más se acerca a sus hijos como buena madre es en esos dolorosos momentos...Salud de los enfermos del alma. Sabe curar enfermedades del cuerpo, pero sobre todo del alma. Ella sabe otorgar algo tan grande como la salud, la paciencia y el amor en la enfermedad. Como buena Madre está a la cabecera de sus hijos enfermos. Y sobre todo en la hora de la muerte. Todos los buenos cristianos mueren en brazos de su Madre, de María. Y morir así, no es triste, todo lo contrario. Cada uno de nosotros nos preparamos la propia muerte. Si queremos morir en brazos de María, digámoselo.


Refugio de los pecadores


Es muy importante que lo sepan todos. El pecador se siente muy solo, terriblemente lejos de Dios y de los hombres. Pero hay un refugio seguro, donde vive una persona muy querida, muy nuestra, tan nuestra que es nuestra Madre. También en el pecado sigue siendo nuestra Madre. Es cuando más la necesitamos, cuando Ella sabe que la necesitamos más. A cuantos ha salvado, incluso en el último instante. No desesperes, mientras exista María. Un recado urgente, un S.O.S. para todos los que han perdido la esperanza: Mientras exista María Santísima, hay remedio para todos los males, hay perdón para todos los pecados. De todos los títulos hermosos que tiene María, este es el más querido y más aprovechado precisamente por ellos, los pecadores.Ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Quien reza frecuentemente el rosario hace esta petición miles de veces y quien hace una petición miles de veces, la consigue. Mira por donde el rezo del rosario tanto tendrá que ver con nuestra salvación eterna.Todos conocemos aquella bella reflexión :“Yo les cierro la puerta...pero tu Madre les abre la ventana”. Si tienes miedo de Dios, no lo tengas de María. La Virgen María, la Immaculada, la Madre de Dios no tiene repugnancia de besar las llagas purulentas de sus hijos enfermos.


Una sonrisa de María vale más que todos los cariños


Una sonrisa de María vale más que todos los cariños
Meditaciones de las letanias del Rosario. Ella es la puerta del cielo y la causa de nuestra alegría.

Una sonrisa de María vale más que todos los cariñosVirgen poderosaA la más poderosa de las Reinas, Dios no le niega nada. Se le llama La omnipotencia suplicante. Semper vivens ad interpellandum pro filiis suis: Que vive siempre para interceder por sus hijos.“No tienen vino”, dijo en una boda. Y qué vino más exquisito se bebió en Caná. Los que se acogen a Ella no deben tener miedo a nada. Ni al demonio, ni a la muerte, ni a los peligros.El rosario parece una oración frágil, y como propia de abuelitas, pero Dios ha querido que sirva para detener los cañones y las bombas. La tierna Virgencita es el terror del infierno entero. Por eso los devotos de María no tienen nada que temer.Buscar una alianza perpetua con María de Jesús equivale a ser inexpugnable en la lucha por el cielo. Ella es la puerta del cielo y la causa de nuestra alegría. Los hijos de María son personas muy alegres, como su Madre. No se explica que los hijos e hijas de María Santísima se dejen morder por la serpiente de la desesperanza y del temor. No tienen ningún temor.


Virgen clemente

Lo aprendió de Jesús. Es la Madre del Hijo pródigo. Sabe curar las heridas, consolas las penas, enjugar las lágrimas, suavizar todo, perdonar todo. Como Ella no debe juzgar, sólo perdona e intercede por sus hijos.Cualquier madre es clemente, pero María más que todas juntas. Buena falta nos hace, pues la clemencia la requieren los malhechores. Hemos de saber que los tales no son los que andan en las cárceles, pues cada uno de nosotros, sumando todas sus maldades es un verdadero malhechor que necesita clemencia.. Cuando María intercede ante el Juez divino por uno de sus hijos, obtiene el perdón.Oh Madre del Hijo pródigo, que aprendiste de Jesús a perdonar, a hacer una fiesta cuando éste regresa a casa. He huido de casa muchas veces, creyendo ingenuamente que sin Dios la vida es más atractiva y emocionante. Cuantas veces he regresado a casa herido, decepcionado, miserable. Tú has sido, junto con Dios, la que me ha puesto un anillo en el dedo, nuevas sandalias a mis pies descalzos, una túnica, y has mandado hacer la fiesta del becerro gordo. Si en el corazón de Dios hay más alegría por un pecador que se convierte, también en el tuyo una de las más grandes alegrías es la de recuperar un hijo perdido, un hijo muerto.Hay un momento crucial en el que clemencia me es absolutamente necesaria: el día del juicio particular. No dejes de asistir, como abogada defensora, a la cita definitiva en la que se decide mi eternidad.

Virgen fiel

Es uno de sus títulos más grandes. La fidelidad hecha carne de mujer. Fidelidad a Dios, demostrada en su fórmula favorita: “He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra”.Fidelidad a sus hijos; aún a los hijos que se pierden los ha amado hasta el último segundo de su vida.Estaba junto a la cruz... Ella no cayó en la tentación del sueño como Pedro y sus compañeros.¿Qué más se te podía pedir, Virgen Fiel? Todo lo diste.

Espejo de justicia

Espejo de santidad...Es la Inmaculada. El tres veces Santo se refleja en Ella como en un espejo.Pero no es espejo que, cuando la imagen desaparece, también del espejo desaparece. María es, más bien, una copia muy bien hecha, del Modelo, la más perfecta, hermosa y fiel que se haya dado. María nos aventaja con mucho. Irradia la santidad, la transmite. Quisiera que todos sus hijos se parecieran a Ella. Con más verdad que san Pablo puede decirnos:”Hijos, sed imitadores míos, como yo lo soy de Jesús”.Debemos parecernos a nuestra Madre. “Sed santos como yo soy santa”, podría decir, al estilo de Jesús. Cualquier virtud adquiere un brillo y un encanto particular en María. Ella no hace amables practicar dichas virtudes. Es una Maestra incomparable que hace amar y apasionarse por la vida cristiana. Queremos ser discípulos en tu escuela, María.

Trono de sabiduría

Lugar donde se asienta la sabiduría. La sabiduría del arte de vivir: Maestra del vivir, porque es maestra del amor. Vivir, en su esencia más alta, es amar. Maestra en el arte del amor: Madre del amor hermoso se le llama. Maestra de todas las virtudes cristianas: Enséñame a ser un discípulo excelente.Por ser la mejor discípula de Jesús se convirtió en la mejor Maestra de los hombres.Ella nos enseña la sabiduría más alta, la de cumplir la voluntad de Dios, de la santidad. De acuerdo a la frase: “El que se salva sabe, y el que no, no sabe nada”.Nos enseña la verdad de Dios en las Escrituras. Nos ha dado al Verbo, la Palabra de Dios, de una forma en que le podemos tocar, abrazar, mirar, comer. “Haced lo que Él os diga”. Esta frase pronunciada en las bodas de Caná resuena en todos los corazones de los cristianos. Si le hiciéramos más caso a Jesús, nos iría mucho mejor.Es una sabiduría humilde. No es fácil hallar sabios humildes, porque la ciencia suele hinchar. María nunca reclamó a su esposo nada, nunca insistió en las preguntas, aceptaba las respuestas que le resolvían solo en parte los misterios.

Causa de nuestra alegría

Ella lo sabe. Se lo recordó a Juan Diego. “¿No estoy yo aquí, que soy tu Madre? ¿No estás bajo mi sombra y resguardo? ¿No soy yo la causa de tu alegría?”¿Quién es esa persona? ¿Dónde vive? ¿Cómo se llama? Me muero por verla.El que se junta con María es un ser alegre por contagio. Porque Ella contagia la alegría a los hijos de Dios.Su sí a Díos abrió la puerta que estaba cerrada. Nos abrió la puerta de la felicidad eterna. Nos dará un abrazo y nos presentará a Jesús y al Padre.¡Qué ilusión me da el pensar en ese momento!Las legítimas alegrías humanas tienen color y sabor mariano. Pienso en la sonrisa de María; lo más entrañable de su rostro. Una sonrisa de María vale más que todos los cariños humanos del mundo, por hermosos que sean.

Vaso espiritual, vaso digno de honor, vaso insigne de devoción

Se habla aquí de los vasos sagrados, como son el cáliz y la patena. María es un vaso sagrado, como una patena que ha encerrado al Verbo en sus entrañas; es un cáliz precioso, porque encerró en sus venas la sangre de Jesús, la que se derramaría en Getsemaní, en la flagelación y en el Calvario.Vaso digno de ser honrado por todos. A María no se le puede faltar al respeto, es una ingratitud y una grosería sin nombre. Pienso en los que, con la Biblia en la mano, predican que María no es la Madre de Dios. Al llegar al cielo, les va a abrir María la puerta. Antes que nada tendrán que pedir atentas disculpas. Y al presentarse ante Dios las disculpas deben ser muy serias, porque, aunque de buena fe, toda la vida dijeron que la Madre de Dios no era su Madre. Eso es muy fuerte.Cuando se habla de devoción a la Santísima Virgen, a esto se refieren. Por eso los que sinceramente tienen una gran devoción a María están en el justo y recto camino. Dios los bendice y los premia. Amar y bendecir a su Madre, es amarlo y bendecidlo a Él mismo. Si Él dijo: “Todo lo que hacéis a uno de mis hermanos más pequeños me lo hacéis a Mí”, ¿qué decir cuando se lo hacen a la hermana más grande y a su misma Madre? Se lo hacen a Él en persona. No tengan miedo, por tanto, los que aman a María, Madre de Dios. Sepan que cuentan con la bendición de Dios.Vaso insigne de devoción, es decir que merece nuestra devoción, amor y cariño como nadie.

De María siempre hay algo más que decir LETANIAS2


De María siempre hay algo más que decir


Madre admirable


De María nunca se dirá todo. No se puede. Siempre hay algo más que decir de hermoso, de dulce, de grande. Las letanías son un amable intento de decir todas las grandezas de María, pero se quedan cortas.Admirable por sus privilegios: gentilezas de Dios para su Flor: Inmaculada es su nombre, lo que la distingue y la hace brillar en la noche del mundo. Admirable por su sencillez: Tan grande y tan chica. Con una mano toca a Dios Omnipotente y con otra a sus niños de la tierra. “He aquí la esclava del Señor”. Queremos conocer a la esclava más maravillosa del mundo. Sirve en los atrios del Señor. Nos han contado tantas cosas de su santidad, de su belleza. Dicen que sus manos son las más bellas y que las usa solamente para servir, para hacer el bien... Admirable como el paisaje que se mira y se vuelve a mirar y nunca se quiere dejar de contemplar, porque infunde alegría, ternura, admiración.Oh Madre admirable, maravillosa...Todos los adjetivos se quedan chicos porque eres demasiado grande, santa y hermosa. Quiero mirarme en tus ojos purísimos, en ese océano de amor y pureza para que, por contagio, algo de Ti se pase a mí: algo de tu pujreza, de tu amor, de tu santidad.Eres un paisaje que han admirado millones de seres antes que nosotros, y detrás de nosotros seguirán admirándote sin cansarse jamás. ¿¡Qué tienes, criatura celestial, que todos se enamoran de TI...?


Madre del buen consejo


Gentil Pastora que sabe guiar a la vida eterna y a la vida digna de vivirse. “El Señor es mi Pastor”.También quiero decir : María es mi pastora. Maestra insuperable: Dichosos los alumnos de tu escuela, María. Consejera única, porque le asiste el Espíritu Santo en persona.Yo necesito tu maravilloso consejo para los mil asuntos que ignoro. Yo tengo los problemas y Tú tienes las soluciones. Guíame a la vida eterna, mi destino final, aquello por lo que existo y para lo que fui creado.Dame algo de tu sabiduría para resolver amablemente las dificultades de miles de hermanos míos que sufren, que lloran y no saben para qué sirve el vivir. Enséñame cuál es el sentido del vivir, de sufrir, de morir. Ayúdame a amar mucho esta vida, pero infinitamente más la otra.Aconseja al Jesús de la tierra, al Vicario de tu Hijo, a los obispos, sacerdotes...Enséñanos a discernir los engaños del Padre de la Mentira de las luces del Espíritu Santo. Madre del buen consejo, te necesitamos tanto en un mundo lleno de confusión y de sombras...


Madre del Creador


El Creador quiso ser creado en su naturaleza humana y por eso requirió de una madre. Eres madre del Creador por eso, porque le diste la naturaleza humana, un cuerpo de hombre. Madre del que creó el mundo. Por un lado criatura y por otra creadora de la vida humana del Creador. Tú tuviste entre tus brazos y alimentaste al Creador niño. Lo acunaste, le enseñaste a caminar, a hablar, a rezar, a vivir como hombre. Y te obedeció durante treinta años.Engendradora del Camino, la Verdad y la Vida. Cuánto nos diste a nosotros al darla la vida a Él. Porque hiciste hermano nuestro al Dios, nuestro Salvador. Y Él, a su vez, te convirtió en Madre nuestra también. Y todo por amor de Dios a Ti y a nosotros. Estableciste un parentesco inusitado: Hija del Padre, Madre del Hijo, Esposa del Espíritu Santo, Madre nuestra.
Madre del SalvadorComo el Creador de mundos se hizo Salvador del Hombre, Tú adquiriste un nuevo título y parentesco: Madre del Salvador. Cuando otra mujer escuchó a tu Hijo Salvador pensó amorosamente en Ti. “Bendito el seno que te llevó y los pechos que te criaron”. Te llamó bendita. Te llamamos bendita porque eres la fuente de la fuente de aguas vivas y eres la Madre de la salvación que se llama Jesús. Al dar las gracias a Cristo, volvemos la mirada a quien fue su Madre.El Salvador debía morir en una cruz<>


Virgen prudentísima


Hablas cuando se requiere y callas cuando debes callar. No hablaste cuando José, ignorante del milagro que crecía en Ti, sufría sin saber. A los doce años de Jesús le preguntaste por qué. Pero cuando Él te respondió con otro por qué, callaste, aunque no tenías la respuesta. Conservabas todas aquellas palabras y misterios en tu corazón.Pero en Caná hablaste, insististe, porque era necesario el milagro. No sólo conseguiste el mejor vino del mundo, para alegría de los comensales, sino que hiciste crecer la fe de los apóstoles.Yo suelo hablar cuando debo y también cuando no debo. Y callo, por cobardía, muchas veces que debida hablar. ;e sobra cobardía y me falta prudencia. Virgen prudente, me inscribo en tu escuela para aprender esta difícil virtud.Te apareces a gente sencilla y humilde, porque no quieres inquietar a los poderosos Eso es también prudencia, Sigues siendo en el cielo la Niña eterna que aquí fuiste..En los primeros siglos de la Iglesia dejaste actuar a Pedro y a los Apóstoles, y Tú actúas y ayudas desde la segunda fila. No quieres ser protagonista.


Virgen digna de veneración, de alabanza


He visto cientos de fervorosas procesiones de la Virgen, altares adornados con millares de flores, las flores más bellas, desde niño. En el calendario abundan las fiestas dedicadas a María, comenzando por la del primero de enero, María Madre de Dios, Esta fiesta invita a colocar el nuevo año en su corazón.Un mes primaveral, Mayo, se le dedica entero a la Virgen María. ¿Quién no ha llevado flores a la Virgen en el mes de Mayo? Tanto derroche de flores, ¿por qué? La flor es en sí hermosa, pero además es portadora de cariño, de ternura. En los altares de María hay infinidad de bellas flores, porque es mucho el amor de sus hijos.Y las advocaciones tratan de obligar a María a quedarse en una región, a emparentar con un pueblo. Y así, la Virgen del Carmen, del Perpetuo Socorro, La Virgen de Guadalupe, Fátima, Lourdes... Así, la Madre de todos se convierte especialmente en Madre de los habitantes de un pueblo, añadiéndole su título particular.El amor también canta. No podían faltar las hermosas canciones a la Virgen, que, si las juntáramos, serían miles y miles. Lo mejor dela cariño se muestra cantando. Millones de cristianos cantan a diario a su Madre del cielo. El que nunca te lleve una flor o te entone una canción, no sabe nada del amor...


Las letanías son alabanzas, piropos de amor, de ternura



Las letanías son alabanzas, piropos de amor, de ternura. ¿Te aburres rezándolas? No amas, no comprendes. ¿Te gustan? Sí amas, sí comprendes.


El que las inventó sí amaba, sí comprendía. Son, en definitiva, un poema de amor; sólo quien ama a María lo entiende. Dile a los enamorados que son aburridos porque repiten con frecuencia frases de amor.
Santa MaríaEs el nombre de la mujer más maravillosa... ¡Cuantas iglesias dedicadas a su nombre!¡Cuantas mujeres llevan este nombre de María! Por algo será. Yo me llamo Mariano y me alegro de llevar ese nombre. Cuanta gente canta, reza, dice ese nombre que a los mismos ángeles impresiona y enternece el corazón de Dios. Los ángeles obedecen a Dios y luego a su Reina, a una mujer, una criatura humana, a María.
Nosotros le hemos puesto un sobrenombre llamándola Santa María de Guadalupe. Cuanto significa este nombre para los mexicanos.
María es amor, toda amor; es el lado misericordioso y tierno del amor de Dios para nosotros.
Santa Madre de DiosEsta es su grandeza incomparable, Nos merece un respeto tremendo. Pero su amor y humildad la convierten en una Madre incomparable, única. Podía el Hijo de Dios habérsela quedado. Era suya, solo suya y toda suya. Pero el amor es donación y entrega. Y por amor -¡qué grande amor!- nos la regaló. Cristo nos dio el derecho de ser sus hijos.La sangre que Cristo derramó en el Calvario esa la sangre de una mártir,, era su propia sangre. Dios lleva en sus venas la sangre de María.


Santa Virgen de las vírgenesEs la inmaculada, la llena de gracia, La hicieron las manos del tres veces santo para ser digna morada del Hijo de Dios.Está a la cabeza de todas las vírgenes, es reina de todas ejemplo para cada una de ellas.


Madre de CristoLa sangre que derramó en el Calvario era la sangre de una mártir, María, la Corredentora. Madre del Niño Jesús que nació de Ella en Belén. Madre del Cristo que predicó en Palestina. Madre del Cristo del Calvario: Madre mártir.


Madre de la IglesiaPablo VI le otorgó ese título durante el Concilio Vaticano II. Madre de Cristo Cabeza, Madre de su cuerpo, la Iglesia.


Madre de todos nosotros: madre tuya, madre mía. Una prueba de que Jesús nos ha tomado en serio como hermanos es que nos ha dado a su Madre, y para siempre.Te cuida y te ama como si fueras el único. Pero María no puede besar al hijo que la rechaza, no puede curar al hijo que no la quiere, no puede ayudar al hijo que la rehuye. No puede ser Madre de quien no quiere ser su hijo. Y es más madre de quien desea con toda su alma ser hijo suyo.Madre que cuida de una manera especial a sus hijos enfermos, pecadores, tristes...


Madre de las almas consagradas. Para Jesús son sagrados, para María también.Mexicano, si alguna vez has sentido en tu corazón un algo de ternura por la Morenita del Tepeyac, ten cuidado, te la quieren arrebatar. Te habrán quitado mucho. Ya solo nos falta que nos quiten la fe en Dios y en la Virgen de Guadalupe. Y a ver qué nos queda de mexicanos.


Madre de la divina graciaNo en el sentido de productora de la gracia, sino distribuidora, medianera de la misma. Todas las gracias que recibes pasan por las manos de una Madre, por voluntad de Dios. Al ser la Madre de Cristo de alguna manera es la madre de esa gracia que Cristo nos dio. Porque el sí de María pondría en marcha la Redención de los hombres, la redención que nos otorgaría la gracia.


Madre purísima. Castísima, virginal, inmaculadaUn abismo de pureza. La Mujer con mayúscula fue una mujer purísima. Cualquier mujer que quiera conservar su grandeza, no puede menospreciar esta virtud. La impureza te hace menos mujer y te acerca al reino inferior de la naturaleza. Las mujeres, las muchachas que hoy aman la pureza y la tratan de vivir tienen el beneplácito de Dios y la sonrisa de la Mujer ideal.Con ello no quiero decir que las caídas en este campo no se puedan reparar. Como nadie dice que un vestido manchado no se puede lavar.Los gustos del cielo tan distintos a los del mundo. ¿Qué han hecho de la mujer? Hoy la mujer ideal es totalmente distinta. Si eres mujer, escoge el perfil del cielo o el de la tierra.La pureza no roba belleza a una persona, al contrario, la realza. El rostro más bellos y los ojos más hermosos son aquellos en los que se refleja Dios. La mujer pura tiene un encanto adicional, un toque de cielo azul, aunque hoy no se le quiera tener en cuanta. Si se quiere rescatar al mundo debe ser desde la mujer, Y gran parte del recate de la mujer se llama castidad.


Madre amableDigna de todo nuestro amor.Por lo buena que esPor lo santaPor ser mi MadrePor todo lo que le debo Porque, después de Dios, nadie me quiere tantoPor su encantadora sencillez.María es digna de todo nuestro amor.


Totus tuus. Todo tuyo y para siempre. Te quiero, madre del cielo, como quiero al mismo cielo, como quiero los bellos paisajes, los mares, los ríos, las montañas... Te quiero en los amaneceres y puestas de sol, en las flores de la pradera. Lo mismo que siento a Dios, te siento a Ti en cada rosa, en el canto del jilguero, en las estrellas de la noche. Algo de tu hermosura ha quedado en la naturaleza. Y por eso te veo en todas partes.

Madre de Dios y señora mía, María.


Madre de Dios y señora mía, María.Como se presenta a una gran reina un pobre andrajoso y llagado,así me presento a ti, reina de cielo y tierra.Desde tu trono elevado dígnatevolver los ojos a mí, pobre pecador.Dios te ha hecho tan ricapara que puedas socorrer a los pobres,y te ha constituido reina de misericordiapara que puedas aliviar a los miserables.Mírame y ten compasión de mí.Mírame y no me dejes;cámbiame de pecador en santo.

Veo que nada merezco y por mi ingratituddebiera verme privado de todas las graciasque por tu medio he recibido del Señor.Pero tú, que eres reina de misericordia,no andas buscando méritos,sino miserias y necesidades que socorrer.¿Y quién más pobre y necesitado que yo?

Virgen excelsa, ya sé que tú,siendo la reina del universo,eres también la reina mía.Por eso, de manera muy especial,me quiero dedicar a tu servicio,para que dispongas de mí como te agrade.Te diré con san Buenaventura: Señora,me pongo bajo tu serviciopara que del todo me moldees y dirijas.No me abandones a mí mismo;gobiérname tú, reina mía. Mándame a tu arbitrioy corrígeme si no te obedeciera,porque serán para mí muy saludableslos avisos que vengan de tu mano.

Estimo en más ser tu siervoque ser el dueño de toda la tierra.”Soy todo tuyo, sálvame” (Sal 118, 94).Acéptame por tuyo y líbrame.No quiero ser mío; a ti me entrego.Y si en lo pasado te serví mal,perdiendo tan bellas ocasiones de honrarte,en adelante quiero unirme a tus siervoslos más amantes y más fieles.No quiero que nadie me aventajeen honrarte y amarte, mi amable reina.Así lo prometo y, con tu ayuda,así espero cumplirlo. Amén. Amén.

oracion

GemaDelMarVirgenMedallaMilagrosa1.gif MEDALLA MILAGROSA image by perlasyangeles

"Oh Dios, que nos han dado como Madre y como Reina, a la Madre de tu Unigénito; concédenos, por su intercesión, el po­der llegar a participar en el Reino celestial de la gloria reserva­da a tus hijos".

8.15.2009

DEVOCION DE LAS 3 AVE MARIAS



Oh Madre de Dios y Madre de todas las gracias: por las muchísimas que te concedió la Santísima Trinidad, y particularmente por tu poder, sabiduría y ardiente caridad, te suplico nos concedas a nosotros participar de estas gracias, como participan los hijos de los bienes de sus padres, y especialmente nos concedas la gracia que te pedimos en esta novena honrando en ti al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Amén.
(Hacer aquí la petición).

REZAR ASÍ:
1
Oh Virgen poderosísima: así como Dios Padre, en su munificencia omnipotente, levantó tu alma sobre un trono de gloria sin igual, hasta el punto de que, después de él, eres la más poderosa en el cielo y en la tierra, así también te suplico que me asistas en la hora de la muerte, para fortificarme y rechazar de mí toda potestad enemiga.
Avemaría.

2
Oh Virgen sapientísima: así como el Hijo de Dios, conforme a los tesoros de su sabiduría, te adornó y llenó maravillosamente de ciencia y entendimiento, de tal modo que gozas del conocimiento de la Santísima Trinidad más que todos los santos juntos, y como sol brillante, con la claridad de que te ha embellecido, adornas todo el cielo, así también te ruego me asistas en la hora de la muerte, para llenar mi alma de las luces de la fe y de la verdadera sabiduría, para que no la oscurezcan las tinieblas de la ignorancia y del error.
Avemaría.

3
Oh Virgen amantísima: así como el Espíritu Santo te llenó por completo de las dulzuras de su amor y te hizo tan amable y tan amante que, después de Dios, eres la más dulce y la más misericordiosa, así también te ruego me asistas en la hora de la muerte, llenando mi alma de tal suavidad de amor divino, que toda pena y amargura de muerte se cambie para mí en delicias.
Avemaría.

VIRGEN Y MADRE


VIRGEN Y MADRE

Oh Virgen santísima,Madre de Dios,Madre de Cristo,Madre de la Iglesia,míranos clemente en esta hora.
Virgo fidélis, Virgen fiel, ruega por nosotros.

Enséñanos a creer como has creído tu. Haz que nuestra feen Dios, en Cristo, en la Iglesia, sea siempre límpida, serena, valiente, fuerte, generosa.
Mater amábilis, Madre digna de amor. Mater pulchrae dilectiónis,

Madre del Amor Hermoso, ¡ruega por nosotros!

Enséñanos a amar a Dios y a nuestros hermanos como les amaste tú;haz que nuestro amor a los demás sea siempre paciente, benigno, respetuoso.
Causa nostrae laetítiae, causa de nuestra alegría,
¡ruega por nosotros!

Enséñanos a saber captar, en la fe, la paradoja de la alegría cristiana, que nace y florece en el dolor, en la renuncia, en la unión con tu Hijo crucificado:¡

haz que nuestra alegría sea siempre auténtica y plena para podérsela comunicar a todos! Amén.

INVOCACIÓN A LA VIRGEN


INVOCACIÓN A LA VIRGEN

María, hija de Israel, tú has proclamado la misericordia ofrecida a los hombres, de edad en edad, por el amor misericordioso del Padre.
María, Virgen Santa, Sierva del Señor, tú has llevado en tu seno el fruto precioso de la Misericordia divina.
María, tú que has guardado en tu corazón las palabras de salvación, testimonias ante el mundo la absoluta fidelidad de Dios a su amor.
María, tú que seguiste a tu Hijo Jesús hasta el pie de la cruz con el fiat de tu corazón de madre, te adheriste sin reserva al servicio redentor.
María, Madre de misericordia, muestra a tus hijos el Corazón de Jesús, que tú viste abierto para ser siempre fuente de vida.
María, presente en medio de los discípulos, tú haces cercano a nosotros el amor vivificante de tu Hijo resucitado.
María, Madre atenta a los peligros y a las pruebas de los hermanos de tu Hijo, tú no cesas de conducirles por el camino de la salvación.

AVEMARÍA



AVEMARÍA


¡Dios te salve, María!

Te saludamos con el Angel: Llena de gracia.

El Señor está contigo.Te saludamos con Isabel:

¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre!

¡Feliz porque has creído a las promesas divinas!

Te saludamos con las palabras del Evangelio:Feliz porque has escuchado la Palabra de Dios y la has cumplido.
¡Tú eres la llena de gracia!Te alabamos,

Hija predilecta del Padre. Te bendecimos,

Madre del Verbo divino. Te veneramos,

Sagrario del Espíritu Santo. Te invocamos;

Madre y Modelo de toda la Iglesia. Te contemplamos, imagen realizada de las esperanzas de toda la humanidad. ¡El Señor está contigo!


Tú eres la Virgen de la Anunciación, el Sí de la humanidad entera al misterio de la salvación.


Tú eres la Hija de Sión y el Arca de la nueva Alianza en el misterio de la visitación.


Tú eres la Madre de Jesús, nacido en Belén, la que lo mostraste a los sencillos pastores y a los sabios de Oriente.


Tú eres la Madre que ofrece a su Hijo en el templo, lo acompaña hasta Egipto, lo conduce a Nazaret.Virgen de los caminos de Jesús, de la vida oculta y del milagro de Caná.Madre Dolorosa del Calvario y Virgen gozosa de la Resurrección.


Tú eres la Madre de los discípulos de Jesús en la espera y en el gozo de Pentecostés.


Bendita...porque creíste en la Palabra del Señor, porque esperaste en sus promesas, porque fuiste perfecta en el amor.

Bendita por tu caridad premurosa con Isabel, por tu bondad materna en Belén, por tu fortaleza en la persecución, por tu perseverancia en la búsqueda de Jesús en el templo, por tu vida sencilla en Nazaret, por tu intercesión en Cana, por tu presencia maternal junto a la cruz,por tu fidelidad en la espera de la resurrección, por tu oración asidua en Pentecostés.

Bendita eres por la gloria de tu Asunción a los cielos, por tu maternal protección sobre la Iglesia, por tu constante intercesión por toda la humanidad.
¡Santa María, Madre de Dios!Queremos consagrarnos a ti.Porque eres Madre de Dios y Madre nuestra.Porque tu Hijo Jesús nos confió a ti.Porque has querido ser Madre de la Iglesia.

Nos consagramos a ti:Los obispos, que a imitación del Buen Pastor velan por el pueblo que les ha sido encomendado.

Los sacerdotes, que han sido ungidos por el Espíritu.Los religiosos y religiosas, que ofrendan su vidapor el Reino de Cristo.Los seminaristas, que han acogido la llamada del Señor.

Los esposos cristianos en la unidad e indisolubilidad de su amor con sus familias.Los seglares comprometidos en el apostolado.

Los jóvenes que anhelan una sociedad nueva. Los niños que merecen un mundo más pacífico y humano.Los enfermos, los pobres, los encarcelados, los perseguidos, los huérfanos, los desesperados, los moribundos.
¡Ruega por nosotros pecadores!Madre de la Iglesia, bajo tu patrocinio nos acogemos y a tu inspiración nos encomendamos.

Te pedimos por la Iglesia, para que sea fiel en la pureza de la fe, en la firmeza de la esperanza, en el fuego de la caridad, en la disponibilidad apostólica y misionera, en el compromiso por promover la justicia y la paz entre los hijos de esta tierra bendita.
Te suplicamos que toda la Iglesia se mantenga siempre en perfecta comunión de fe y de amor, unida a la Sede de Pedro con estrechos vínculos de obediencia y de caridad.
Te encomendamos la fecundidad de la nueva evangelización, la fidelidad en el amor de preferencia por los pobres y la formación cristiana de los jóvenes, el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas, la generosidad de los que se consagran a la misión, la unidad y la santidad de todas las familias.
¡Ahora y en la hora de nuestra muerte!¡Virgen, Madre nuestra! Ruega por nosotros ahora. Concédenos el don inestimable de la paz, la superación de todos los odios y rencores, la reconciliación de todos los hermanos.
Que cese la violencia y la guerrilla.Que progrese y se consolide el diálogo y se inaugure una convivencia pacífica.

Que se abran nuevos caminos de justicia y de prosperidad. Te lo pedimos a ti, a quien invocamos como Reina de la Paz.¡Ahora y en la hora de nuestra muerte!

Te encomendamos a todas las víctimas de la injusticia y de la violencia, a todos los que han muerto en las catástrofes naturales, a todos los que en la hora de la muerte acuden a ti como Madre.Sé para todos nosotros Puerta del cielo, vida, dulzura y esperanza, para que, juntos, podamos contigo glorificar al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.¡Amén!

DULZURA DE LOS ÁNGELES



DULZURA DE LOS ÁNGELES(de la liturgia bizantina)
Dulzura de los ángeles, alegría de los afligidos, abogada de los cristianos, Virgen madre del Señor, protégeme y sálvame de los sufrimientos eternos.
María, purísimo incensario de oro, que ha contenido a la Trinidad excelsa; en ti se ha complacido el Padre, ha habitado el Hijo, y el Espíritu Santo, que cubriéndote con su sombra, Virgen, te ha hecho madre de Dios.
Nosotros nos alegramos en ti, Theotókos; tú eres nuestra defensa ante Dios. Extiende tu mano invencible y aplasta a nuestros enemigos. Manda a tus siervos el socorro del cielo.

MAGNIFICAT



MAGNIFICAT(Lc 1, 46-55)
Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava.
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación.
El hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos.
Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia -como lo había prometido a nuestros padres- en favor de Abrahán y su descendencia por siempre. Gloria al Padre.

ANGELUS



ANGELUS
V. El Ángel del Señor anunció a María,R. Y concibió por obra del Espíritu Santo.Avemaría.



V. He aquí la esclava del Señor.R. Hágase en mi según tu palabra.Avemaría.



V. Y el Verbo se hizo carne.R. Y habitó entre nosotros.Avemaría



V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.



OraciónTe suplicamos, Señor, que derrames tu gracia en nuestras almas para que los que, por el anuncio del Ángel, hemos conocido la encarnación de tu Hijo Jesucristo, por su Pasión y Cruz seamos llevados a la gloria de su Resurrección. Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor.R. Amén.

REGINA COELI

virgenperla-1.gif picture by GEMA-DEL-MAR



REGINA COELI


V. Alégrate, Reina del cielo; aleluya.


R. Porque el que mereciste llevar en tu seno; aleluya.


V. Ha resucitado, según predijo; aleluya.


R. Ruega por nosotros a Dios; aleluya.


V. Gózate y alégrate, Virgen María; aleluya.


R. Porque ha resucitado Dios verdaderamente; aleluya.


Oración
Oh Dios que por la resurrección de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, te has dignado dar la alegría al mundo, concédenos que por su Madre, la Virgen María, alcancemos el gozo de la vida eterna. Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor.


R. Amén.

Letanía lauretana


Letanía lauretana

Señor, ten piedad - Señor, ten piedad

Cristo, ten piedad - Cristo, ten piedad

Señor, ten piedad - Señor, ten piedad

Cristo, óyenos - Cristo,óyenos

Cristo, escúchanos - Cristo, escúchanos

Dios Padre celestial - Ten misericordia de nosotros

Dios Hijo, Redentor del mundo - Ten misericordia de nosotros

Dios Espíritu Santo - Ten misericordia de nosotros

Trinidad Santa, un solo Dios -Ten misericordia de nosotros

Santa María - Ruega por nosotros

Santa Madre de Dios - Ruega por nosotros

Santa Virgen de las vírgenes - Ruega por nosotros

Madre de Cristo - Ruega por nosotros

Madre de la divina gracia - Ruega por nosotros

Madre purísima - Ruega por nosotros

Madre castísima - Ruega por nosotros

Madre virginal - Ruega por nosotros

Madre sin corrupción - Ruega por nosotros

Madre Inmaculada - Ruega por nosotros

Madre amable - Ruega por nosotros

Madre admirable - Ruega por nosotros

Madre del buen consejo - Ruega por nosotros

Madre del Creador - Ruega por nosotros

Madre del Salvador - Ruega por nosotros

Madre de la Iglesia - Ruega por nosotros

Virgen prudentísima - Ruega por nosotros

Virgen digna de veneración - Ruega por nosotros

Virgen digna de alabanza - Ruega por nosotros

Virgen poderosa - Ruega por nosotros

Virgen clemente - Ruega por nosotros

Virgen fiel - Ruega por nosotros

Espejo de justicia - Ruega por nosotros

Trono de sabiduría - Ruega por nosotros

Causa de nuestra alegría - Ruega por nosotros

Vaso espiritual - Ruega por nosotros

Vaso digno de honor - Ruega por nosotros

Vaso insigne de devoción - Ruega por nosotros

Rosa mística - Ruega por nosotros

Torre de David - Ruega por nosotros

Torre de marfil - Ruega por nosotros

Casa de oro - Ruega por nosotros

Arca de la alianza - Ruega por nosotros

Puerta del cielo - Ruega por nosotros

Estrella de la mañana - Ruega por nosotros

Salud de los enfermos - Ruega por nosotros

Refugio de los pecadores - Ruega por nosotros

Consuelo de los afligidos - Ruega por nosotros

Auxilio de los cristianos - Ruega por nosotros

Reina de los ángeles - Ruega por nosotros

Reina de los patriarcas - Ruega por nosotros

Reina de los profetas - Ruega por nosotros

Reina de los apóstoles - Ruega por nosotros

Reina de los mártires - Ruega por nosotros

Reina de los confesores - Ruega por nosotros

Reina de las vírgenes - Ruega por nosotros

Reina de todos los santos - Ruega por nosotros

Reina concebida sin pecado original - Ruega por nosotros

Reina elevada al cielo - Ruega por nosotros

Reina del santo rosario - Ruega por nosotros

Reina de la familia - Ruega por nosotros

Reina de la paz - Ruega por nosotros

Reina de nuestros pueblos - Ruega por nosotros

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo - Perdónanos,

Señor Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo - Escúchanos, Señor

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo - Ten misericordia de nosotros.

Guía: Ruega por nosotros, Santa María de Guadalupe.

Todos: Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Guía: Ave María Purísima.

Todos: Sin pecado concebida.

SIETE GRACIAS QUE LA SANTÍSIMA VIRGEN CONCEDE A LAS ALMAS QUE LE HONRAN DIARIAMENTE, MEDITANDO SUS DOLORES, CON EL REZO DE SIETE AVEMARÍAS.


SIETE GRACIAS QUE LA SANTÍSIMA VIRGEN CONCEDE A LAS ALMAS QUE LE HONRAN DIARIAMENTE, MEDITANDO SUS DOLORES, CON EL REZO DE SIETE AVEMARÍAS.
1-Pondré paz en sus familias.

2.-Serán iluminadas en los divinos Misterios.

3.-Las consolaré en sus penas y acompañaré en sus trabajos.

4.-Les daré cuanto me pidan, con tal que no sea opuesto a la voluntad adorable de mi Divino Hijo y a la santificación de sus almas.

5.-Las defenderé en los combates espirituales con el enemigo infernal, y protegeré en todos los instantes de la vida.

6.-Las asistiré visiblemente: en el momento de su muerte y verán el rostro de su Madre.

7.-He conseguido de mi Divino Hijo que, cuantas propaguen esta devoción, sean trasladadas de esta vida terrenal a la felicidad eterna directamente, pues serán borrados todos sus pecados y mi Hijo y Yo seremos su consolación eterna y alegría.

ORACIÓN
Madre mía: Desde que amanece el día, bendíceme; en lo rudo del trabajo, ayúdame; si vacilo en mis buenas decisiones, fortaléceme; en las tentaciones y peligros, defiéndeme; si desfallezco, sálvame y al cielo llévame.Amén.

MARÍA MADRE DE LAS AMERICAS




MéxicoY Las Américas
Nuestra Señora de Guadalupe























Estados Unidosde Norte América
La Inmaculada Concepción


























Oración de Juan Pablo II"Permítenos María, participar en tu peregrinación a través de los países de América del Centro y del Sur, donde eres tan conocida y venerada. Desde Guadalupe, en México, hasta la Aparecida, en Brasil; desde Lujan en la Argentina hasta la Caridad del Cobre, en Cuba; desde Coromoto en Venezuela, hasta Copacabana, en Bolivia y en muchos otros lugares... María, se peregrina con nosotros por los senderos del mundo..." -8 de diciembre, 1993.
INFORMACION DE CORAZONES .ORG


I made this widget at MyFlashFetish.com.