4.30.2010

DULCE MADRE


Virgen Madre, María. Quisiera tener una voluntad fuerte, para dominar los impulsos y refrenar mi lengua. Quisiera tener palabras para mis semejantes que conforten, animen y estimulen. Quisiera tener una disponibilidad, como la tuya, para ser amable, suave, con todos mis hermanos. Quisiera tener la capacidad de amar a los que viven en discordias y tensiones. Te lo pido con humildad y con fe. Escúchame Madre.

DIOS TE SALVE MARIA


Dios te salve Maria, llena eres de gracia, el Señor está contigo; Bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús.
Santa María, madre de Dios y madre nuestra, ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén.

FLORECILLAS A MARIA

Flor del 1 de mayo: Santa MaríaFiesta de San José Obrero, su castisimo esposo.
Meditación: “El nombre de la Virgen era María” (Lucas 1,27). Según la tradición cristiana a la Santísima Virgen le impusieron ese nombre por especial designio de Dios, significando en arameo Señora, en hebreo Hermosa y en egipcio Amada de Dios. Oración: ¡Oh hermosa Señora, nos alegramos en tu Hijo Resucitado ya que Dios te ha amado tanto para hacerte Hija del Padre, Esposa del Espíritu Santo y Madre de Su Hijo!. Amén.
Decena del Santo Rosario (Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria).
Florecilla para este día: Hacer un especial examen de conciencia por la noche, antes de ir a dormir.

4.29.2010

MAYO MES A MARIA SANTISIMA

¡Oh Corazón de María!
¡Oh Corazón de María,Madre de Dios y Madre nuestra!¡Corazón amabilísimo,objeto de las complacenciasde la adorable Trinidad,y digno de la veneracióny ternura de los ángelesy de los hombres!
¡Corazón el más semejanteal de Jesús, cuya imagen más perfecta eres!Corazón lleno de bondady en gran manera compasivode nuestras miserias!
¡Ah! Hacednos sentir ahora,¡oh Virgen piadosísima!,la dulzura de vuestro corazón maternaly la fuerza de vuestra intercesiónante el de Jesús. Amén



4.27.2010

ACORDAOS


Acordaos, ¡oh piadosísima Virgen María!,que jamás se ha oído decir que ningunode los que han acudido a vuestra protección,implorando vuestra asistencia y reclamandovuestro socorro, haya sido desamparado.Animado por esta confianza, a Vos también acudo,¡oh Madre, Virgen de las vírgenes!,y gimiendo bajo el peso de mis pecadosme atrevo a comparecer ante vuestra presencia soberana.¡Oh Madre de Dios!, no desechéis mis súplicas,antes bien, escuchadlas y acogedlas benignamente. Amén.

Acuérdate, Virgen Madre de Dios, cuando estés delante del Señor, de decirle cosas buenas de mí. "Recordare, Virgo Mater Dei, dum steteris in conspectu Domini, ut loquaris pro nobis bona".
(Oración de la Misa de María Mediadora de todas de todas las gracias)

4.26.2010

MENSAJE DE MARIA REYNA DE LA PAZ




Mensaje de María Reina de la Pazdel 25 de abril de 2010
¡Queridos hijos! En este tiempo, cuando de manera especial oran y buscan mi intercesión, los invito, hijitos, a orar para que a través de sus oraciones, yo pueda ayudarles a que muchos corazones más se abran a mis mensajes. Oren por mis intenciones. Yo estoy con ustedes e intercedo ante Mi Hijo por cada uno de ustedes. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!

4.21.2010

UNA ALIANZA ETERNA CON MARÍA SANTÍSIMA, MADRE DE MISERICORDIA



UNA ALIANZA ETERNA CON MARÍA SANTÍSIMA, MADRE DE MISERICORDIA
¡Oh María! María, Templo de la Trinidad, María, hogar del fuego divino, María, Madre de Misericordia. Tú llevaste el fruto de vida; salvaste al género humano, pues ha sido con tu carne que Cristo nos redimió. Sí, Cristo nos redimió por su Pasión, y Tú, por los dolores de tu alma y de tu cuerpo!

¡Oh María! Océano tranquilo, María, fuente de paz! María, vaso de humildad, donde brilla la luz de la verdadera ciencia que te elevó más allá de Ti misma. Tú encantaste al Padre celestial y El te raptó, te cautivó por el vínculo de un amor inefable, y por esa luz, el fuego de tu caridad, la llama de tu humildad, Tú misma lo subyugaste y forzaste Su divinidad a descender sobre Ti.

¡Oh María! El Señor Dios todopoderoso tocó a tu puerta y si Tú no le hubieras abierto con tu voluntad, no habría tomado naturaleza humana. Mi alma se alegra al ver que que Dios ha hecho contigo un pacto y una Alianza eterna.

¡Oh María! Bendita entre todas las mujeres, a través de los siglos, porque nos has dado tu esencia. La Divinidad tanto se unió e incorporó por Ti a nuestra humanidad, que nada ahora puede separarlas, incluso ni la muerte ni nuestra ingratitud. Ya que, como la Divinidad siguió unida al Cuerpo de Jesucristo en el Sepulcro, luego a su Alma y a su Cuerpo después de la Resurrección, nuestra alianza con Ella no se rompió nunca, y no lo será tampoco nunca durante toda la eternidad.
Santa Catalina de Siena (1347-1380). Primera mujer declarada Doctor de la Iglesia por Pablo VI en 1970, Extractos de una oración hecha en Roma, el día de la Anunciación Virgen.

4.19.2010

AVE MARIA.....



GRACIAS..POR..EXISTIR

4.18.2010

DIOS TE SALVE MARIA

El Ave María





Ave María



llena eres de gracia!





el Señor es contigo





bendita tu eres entre todas las mujeres





y bendito es el fruto de tu vientre. Jesús.





Santa María,



Madre de Dios





Ruega por nosotros.



Ahora...





y en la hora de nuestra muerte





Amén

RUEGA POR NOSOTROS




si se levantan


4.15.2010

INVOCACIONES AL DULCÍSIMO NOMBRE DE MARÍA


INVOCACIONES AL DULCÍSIMO NOMBRE DE MARÍA

PRIMERA INVOCACIÓN
Madre mía amantísima, Santísima Virgen de la Medalla Milagrosa, en todos los instantes de mi vida acordaos de mí, miserable pecador(a). Padre nuestro que estás en el cielo... Diez jaculatorias. ¡Oh María sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a Vos!Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.


SEGUNDA INVOCACIÓN Fuente de las divinas gracias, Santísima Virgen de la Medalla Milagrosa, concededme abundancia de lágrimas para llorar mis pecados. (como la 1era invocación de las 10 jaculatorias..)


TERCERA INVOCACIONReina de cielos y tierra, Santísima Virgen de la Medalla Milagrosa, sed mi amparo y defensa en las tentaciones de mis enemigos. (como la 1era invocación...)


CUARTA INVOCACIÓN Inmaculada, Santísima Virgen de la Medalla Milagrosa, alcanzadme de vuestro Santísimo Hijo las gracias que necesito para mi salvación. (como la 1era invocación....)


QUINTA INVOCACIÓNAbogada y refugio de nosotros pobres pecadores, Santísima Virgen de la Medalla Milagrosa, asistidme en el trance de la muerte y abridme las puertas del cielo. (como la 1era invocación...) Pídase la gracia que por intercesión de la Santísima Virgen se desee alcanzar...
Y denle gracias por las ya obtenidas.Ruega por nosotros Santa Madre de Dios para que seamos dignos de alcanzar y gozar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

SALMO DE LA MEDALLA MILAGROSA
- Te admiro, Medalla Milagrosa, porque eres un espejo que lleva en si la luz y la imagen. -

Te abrazo, Medalla Milagrosa, porque eres moneda del cielo acuñada en la tierra con valor, estimable en la tierra y en el cielo.-

Te amo, Medalla Milagrosa, porque eres el sello entregado por la Virgen como perpetuo recuerdo de sus abundantes favores.-

Te aplaudo, Medalla Milagrosa, porque eres la Providencia de la Virgen manifestada en todos los detalles de tus sIbolos. -

Te bendigo, Medalla Milagrosa, porque eres la estrella de la paz en las noches de tribulaciones- Te beso, Medalla Milagrosa, porque eres el regalo de Maria, fabricado por ella misma con sus manos.-

Te celebro Medalla Milagrosa, porque eres un salterio abreviado, donde las manos de Maria pulsan el arpa de luz de sus innumerables gracias.-

Te contemplo, Medalla Milagrosa, porque eres el utimo retrato de Maria hecho segun el gusto de su propio modelo.-

Te custodio, Medalla Milagrosa, porque eres un momento sin par al dulcisimo Corazon de Maria.-

Te defiendo, Medalla Milagrosa, porque eres la joya de la reina del Cielo para adorno de sus hijos en la tierra.-

Te glorifico, Medalla Milagrosa, porque eres la gloria del cielo en miniatura.-

Te honro, Medalla Milagrosa, porque eres escudo contra las saetas del enemigo.-

Te llevo, Medalla Milagrosa, porque eres, prenda, promesa y garantia de salvacion.-

Te medito, Medalla Milagrosa, porque aunque el cielo se oscurezca con espesas nubes, tus rayos iluminan el sendero de paz.

Amen.

LOS SIETE DOLORES DE LA VIRGEN




LOS SIETE DOLORES DE LA VIRGEN


Practicamos esta devoción rezando, todos los días, siete veces el Avemaría mientras meditamos los siete dolores de María (un Avemaría en cada dolor).


María quiere que meditemos en sus dolores.


Por eso al rezar cada Avemaría es muy importante que cerrando nuestros ojos y poniéndonos a su lado, tratemos de vivir con nuestro corazón lo que experimentó su Corazón de Madre tierna y pura en cada uno de esos momentos tan dolorosos de su vida. Si lo hacemos vamos a ir descubriendo los frutos buenos de esta devoción: empezaremos a vivir nuestros dolores de una manera distinta y le iremos respondiendo al Señor como Ella lo hizo.


Comprenderemos que el dolor tiene un sentido, pues ni a la misma Virgen María, la Madre “tres veces admirable”, por ser Hija de Dios Padre, Madre de Dios Hijo y Esposa de Dios Espíritu Santo, Dios la libró del mismo.


Si María, que no tenía culpa alguna, experimentó el dolor, ¿por qué no nosotros?Modo de practicar esta devoción:


1º. La profecía de Simeón (Lc. 2, 22-35). Rezar un Avemaría.


2º. La persecución de Herodes y la huída a Egipto (Mt. 2, 13-15). Rezar un Avemaría.


3º. Jesús perdido en el Templo, por tres días (Lc. 2, 41-50). Rezar un Avemaría.4º. María encuentra a Jesús, cargado con la Cruz (Vía Crucis,


4ª estación). Rezar un Avemaría.


5º. La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor (Jn. 19, 17-30). Rezar un Avemaría.


6º. María recibe a Jesús bajado de la Cruz (Mc. 15, 42-46). Rezar un Avemaría.


7º. La sepultura de Jesús (Jn. 19, 38-42). Rezar un Avemaría.



PROMESAS DE LA VIRGEN A LOS DEVOTOS DE SUS DOLORES
Siete gracias que la Santísima Virgen concede a las almas que la honran diariamente (considerando sus lágrimas y dolores) con siete Avemarías. Santa Brígida.


1º. Pondré paz en sus familias.


2º. Serán iluminados en los Divinos Misterios.


3º. Los consolaré en sus penas y acompañaré en sus trabajos.


4º. Les daré cuanto me pidan con tal que no se oponga a la voluntad de mi Divino Hijo y a la santificación de sus almas.


5º. Los defenderé en los combates espirituales con el enemigo infernal, y los protegeré en todos los instantes de sus vidas.


6º. Los asistiré visiblemente en el momento de su muerte: verán el rostro de su Madre.


7º. He conseguido de mi Divino Hijo que los que propaguen esta devoción (a mis lágrimas y dolores) sean trasladados de esta vida terrenal a la felicidad eterna directamente, pues serán borrados todos sus pecados, y mi Hijo y Yo seremos “su eterna consolación y alegría”.

4.12.2010

Meditando EL AVE MARIA


Vamos a meditar las palabras del Ave María, para que al repetirlas disfrutemos mas el Rosario


Dios te salve Te saludo con todo mi amory con toda la alegría de mi corazón.´Dios te salve, Bendita.Y bendícenos a nosotros,los hijos de la Bendita entre todas las mujeres.Todos tus hijos del mundo, en las ciudades populosas, en los valles y montañas de los cinco continentes te saludan a diario cuando rezan el avemaría.Yo me uno a ese coro de hijos amantes y felices,Oh Madre bendita.Sí, bendita mil veces, bendita para siempre.

Dios te salve María Me encanta pronunciar tu nombre porque es el tuyo: María, Virgen María, Santa María de Guadalupe.

Tu nombre ha poblado de bellas iglesias las ciudades y las montañas.

Lo pronuncian con grandísimo amor y ternuralos jóvenes, los adultos y los niños, Tu nombre lo llevan con orgullo santomillones de mujeres del mundo cristiano.

Porque te aman y porque quieren parecerse a Ti.

Necesitamos de verdad en nuestro mundo muchas Marías que tengan un corazón parecido al tuyo.María bendita, míranos con tus ojos de cristal,con tus ojos purísimos de paloma,y llénanos de tu perfumada presencia,de tu ternura inmensa, de tu fe y de tu amor.

Dios te salve, María¦ Llena eres de gracia Cántaro que rebosa de la gracia, de la vida de Dios,de su amor inefable, de su santidad.Más santa y pura que todos los santos,más que los querubines y serafines.

Por eso la belleza de tu alma y de tu rostro son el encanto de tu Dios.Y el encanto de nosotros también.

Nos colma de tanta alegría saber que nuestra madre es tan santa, tan bella, tan pura y tan sencilla.

Así te saludó el ángel: Llena de gracia,impresionado de tu alma.

Dios te salve, María, llena eres de gracia

El Señor es contigo Esta frase de la Biblia siempre va después del No tengas miedo.Desde que naciste Dios ha estado contigo,porque te cuidó como a su perla preciosa,a su rosa exquisita.

Él te preparó desde muy niña con sus manos santaspara que fueras después su Madre santa.Todo el amor infinito de Dios cuidando una flor llamada María.

Estuvo contigo en tus años de infancia cuidando a la niña más bella, más santa, más querida.

Te cuidó en la adolescencia preparando tu alma y tu cuerpo bendito y santísimo para la maternidad.

El Señor está contigo: Te lo dijo un arcángel y él sabía lo que decía.

Contigo estuvo en los años de tu embarazo, dentro de tu seno, haciéndose un niñopor amor a nosotros.Toda tu vida terrena estuvo contigo.Y Tú estuviste con Él.Fuiste madre, nueva Eva, corredentora.

Estuvo contigo en la cruz, muriendo junto a Ti.

También estuviste Tú con Él, hasta que murió en el patíbulo y pasó de los brazos muertos de la cruza los brazos vivos y amorosos de su madre.

Estuvo contigo en los años de tu soledad,santificando a su madre amadísima, para que llegara al cielo resplandeciente como el sol y blanca como la luna.Contigo está y estará por toda la eternidad en el cielo.

Dios te salve, María, llena eres de gracia,El Señor es contigo. Bendita Tú eres entre todas las mujeres ¿Qué es Eva comparada contigo?¿Qué son las mujeres de la tierra junto a Ti?Tú eres la imagen perfecta, única de la mujer que quiso crear.Por eso, las mujeres, si no se llaman Marías, al menos deben serlo, parecerse a Ti que eres el modelo preciosísimo de la mujer cristiana.Querer llamarse como Tú es una buena elección.Pero parecerse a Ti debe ser su ideal.

Modelo de niña y mujer,adorable modelo de madre y esposa.Porque Tú pasaste por todas las etapas del crecimiento de la mujer,enseñando cómo se puede ser una gran mujer,una mujer santa, un apóstol de Jesús,y, además, una mujer feliz...Con muy poco presupuesto, en una casita humilde,pero donde estaba Dios,y donde Dios está nada hace falta.La pobre casita de María rebosaba de amor,de santidad y de felicidad.

Dios te salve, María, llena eres de gracia,El Señor es contigo. Bendita Tú eres entre todas las mujeres Y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús Bendita la flor, bendito también el fruto.Jesús, el amado del Padre ha nacido de Ti como la rosa del rosal.La rosa pertenece al rosal.Jesús te pertenece, es tuyo, hijo tuyo,fruto de tus purísimas entrañas.Y Tú eres de Jesús, toda de Jesús,pues Él, además de ser hijo tuyo,es tu Dios omnipotente,del que te consideras su esclava.Jesús y Tú sois, además, de nosotros.

Jesús, porque Tú nos lo diste,en un gesto de amor único y lleno de misericordia Y Tú nos perteneces porque Él te convirtió en Madre,en Madre nuestra.

Entre las palabras que siempre meditas en tu corazón, están éstas:Ahí tienes a tu hijo, ahí tienes a tu madre.

Para nosotros esta sola frase constituye todo un evangelio, una buena nueva.Si Jesús es nuestro, si María es nuestra,¿qué dificultad nos podrá derrotar?¡Qué poco felices nos atrevemos a ser cuando nos han dado la llave de la felicidad,de la felicidad completa y eterna!

Dios te salve, María, llena eres de gracia,El Señor es contigo, Bendita Tú eres entre todas las mujeres Y bendito es el fruto de tu vientre Jesús.

Santa María Si María es tu nombre,santa, santísima es tu sobrenombre,La cualidad que siempre va con tu nombre. Por eso tu nombre nos produce inmensa alegría y al mismo tiempo gran respeto.Santa María, dulce María, eres bellísimo jardín donde crecen las flores más bellas.

Espiga dorada pletórica de fruto,mística rosa, perfumada y más pura que todas las rosas del mundo.

Santa María, dulce Madre, Virgen pura,Reina bellísima y sencilla campesinade la entrañable campiña de Nazaret.

Madre de Dios Te amamos como Madre nuestra y te veneramos como madre de Dios,grandeza incomparable que te ennoblece y nos llena de orgullo santo,porque nuestra madre es también madre de Dios.

Para tan alto privilegio se requería una Madre virgen una virgen santa una mártir del alma una criatura llena de gracia y una humildísima esclava del Señor, que supiera decir: Hágase en Mí según tu palabra.¿Cómo pudiste poseer al mismo tiempo la máxima grandeza y la más fina y profunda humildad? Dios te consideró digna madre suya.Aceptó ser Hijo de tus entrañas.

Te hizo grande el que todo lo puede y tú te hiciste pequeña como una esclava al completo servicio de tu Señor.

Madre y esclava del Señor.Como Madre de Dios me infundes un respeto inmenso.

Como esclava del Señor una ternura infinita.

Ruega por nosotros, pecadores Somos tus hijos pecadores Somos hijos pródigos que hemos recorrido los senderos del pecado y del hastío.

Fuimos hijos de una madre pecadora,antes de ser aceptados por una Madre Inmaculada.

Ruega a tu Hijo omnipotente,Tú que eres la omnipotencia suplicante.

Ruega siempre para que no nos engañe másel padre de la mentira.Dile a Jesús que no tenemos vino,que se nos ha terminado la alegría y el amor.

Pide para nosotros el milagro de la resurrección cuando caemos muertos de cansancio y de dolor.

El que dijo ser la resurrección y la vida es hijo tuyo.

El que dijo ser la Verdad y la Vida, te llama Madre.

Entonces, suplícale que nos otorgue la resurrección y la vida.

Santa María, Madre de Dios,ruega por nosotros pecadores Ahora El día de hoy,El día de las oportunidades de santificarnos o de pecar.

Hoy, el día al que le basta su afán.

El único día que tenemos en las manos.Que lo llenemos de amor y de bondad.

Ahora líbranos de caer en la tentación.Hoy que sepamos amar a nuestros prójimos,

Hoy que no endurezcamos el corazón,

Hoy que oigamos la voz del Espíritu Santo.Ahora, en este presente que se transformaconstantemente en futuro.

Hoy, que el día de hoy amemos, nos santifiquemos,Seamos instrumentos de la paz de Jesús.

Hoy, en esta pequeña vida que es el día presente. Y en la hora de nuestra muerte. Amén.

En ese momento en el que se juega nuestra salvación eterna.

Ese último día que sepamos decir un último Te amo en este mundo para repetirlo en la otra vida por siempre.

Ruega por los que en ese momentono están preparados, para que si no vivieron en gracia, mueran en gracia de Diosy no vayan al eterno dolor.

Ruega por los niños cuyo primer día de vida coincide con el de su terrible muerte.

Así como lograste que el buen ladrón se arrepintiera el día de su muerte,consigue esa misma gracia a los pecadores más rudos, a los que no aceptan a tu Hijo.

Une a la misericordia de Dios, tu bondad maternal para salvarles de las garras de Satanás,de la eterna condenación.

Ruega por nosotros pecadores,ahora y en la hora de nuestra muerte.

Fdo. Cristobal Aguilar.

Docenario guadalupano


Docenario guadalupano

12/04/2010
Por el padre Joaquín Gallo Reynoso, sacerdote jesuita Aspectos sacerdotales en el acontecimiento Guadalupano: el sacerdocio glorioso de Cristo. Estamos en pleno tiempo pascual muy contentos por el triunfo definitivo y grandioso del Señor Jesús sobre el pecado, la muerte, el infierno. Los poderes del mal no pudieron ni podrán contra Él: es el Señor de la historia, el Gran Sacerdote Eterno que gloriosamente sigue su ministerio sacerdotal desde la gloria.Ningún sacerdote de esta tierra sigue ejerciendo su sacerdocio después de morir; con su muerte acaba esta función y apoyo especial para sus hermanos.Por el contrario, Cristo sigue ejerciendo su Sacerdocio por su propio poder para todos; sigue intercediendo por nosotros y entregándose al Padre para nuestra salvación. Este ministerio desde la gloria nos lo hace percibir, de algún modo, el libro del Apocalipsis de San Juan que nos presenta a Jesús como el Gran Sacerdote de la humanidad en un ambiente litúrgico impresionante. Vamos a disfrutar algunos detalles en las consideraciones que les propondré, y a conferirlas con algunos detalles importantes de la narración de las Apariciones de María en el Tepeyac, otra Pascua especial de Dios para el mundo con la originalidad de que María es la que aparece para presentar a su Hijo, el Gran Triunfador.Gocemos, además, estos aspectos triunfales, con el gusto de la inmediatez de la fiesta y celebración de Jesús, el Señor de la Misericordia, en quien plenamente confiamos. A Él la gloria y alabanza por los siglos. Pidamos en este día de manera especial por los que no hayan podido o querido vivir una Semana Santa, especialmente por quienes hacen daño intencionalmente a otros en nuestro país y Estado, para que en su misericordia el Señor les abra los caminos hacia Él, con la fuerza del Espíritu Santo, quien nos asiste especialmente en este tiempo de Pascua.Primera consideración: Cristo es el Mesías–Sacerdote Eterno Glorioso. Imaginemos a Jesús como nos lo presenta Juan en el Apocalipsis en su grandiosa majestad: “Vi una figura humana, vestida de larga túnica, el pecho ceñido con un cinturón de oro; cabeza y cabellos blancos como la lana blanca o como la nieve, los ojos como llama de fuego, los pies como de bronce brillante y acrisolado, la voz como de aguas torrenciales. Su aspecto como el sol brillando con toda su fuerza. Al verlo caí a sus pies, pero él me dijo: 'No temas. Yo soy el Primero y el último, el que vive; estuve muerto y ahora ves que estoy vivo por los siglos de los siglos…'” (Apoc 1, 13-18). También nosotros postrémonos ante Él mientras rezamos las Avemarías o meditamos esta consideración.Jaculatoria para este día: Jesús, Sacerdote Glorioso y Eterno, condúcenos con tu poder a la gloria eterna; amén. Segunda consideración: La Virgen María aparece en el Tepeyac feliz y gloriosa. Vale la pena recordar y comparar las frases del Nican Mopohua con la presentación de Jesús en el Apocalipsis cuando nos presenta a la Virgen en su gloriosa aparición a Juan Diego en el Tepeyac: “… y cuando iba a llegar a la cumbre del cerrillo, cuando lo vio una Doncella que allí estaba de pie, lo llamó para que fuera cerca de Ella. Mucho admiró en qué manera sobre toda ponderación aventajaba su perfecta grandeza: su vestido relucía como el sol, como que reverberaba, y la piedra, el risco en el que estaba de pie, como que lanzaba rayos; el resplandor de Ella era como de piedras preciosas. La tierra como que relumbraba con los resplandores del arcoiris en la niebla, los nopales y demás hierbecillas que allí se suelen dar parecían como esmeraldas.“En su presencia se postró. Escuchó su aliento, su palabra muy afable, como de quien lo atraía y estimaba mucho…” (N.M. 14-22).Contemplemos llenos de gozo esta escena de la Madre Gloriosa del Eterno y Glorioso Sacerdote quien nos lo vino a traer con tanto amor y solicitud a México… Tercera consideración: El Señor Jesús, nuestro Libertador, es el verdadero Cordero; es el modelo de los sacerdotes, sus imágenes. En el Apocalipsis aparece el Señor como “el Cordero degollado” que nos liberó del poder del pecado, de la muerte y de los enemigos insaciables de la humanidad. Este “Cordero” que nos ha apacentado a quienes lo hemos querido recibir de manera especial en las celebraciones eucarísticas. Él, el sacerdote entregado al Padre para nuestra salvación y modelo de todos los sacerdotes que lo entregamos en cada misa a quienes desean recibirlo con amor. Por esta comunión sacramental y cotidiana con Él dice de nosotros Juan Diego, tan sorprendentemente, que somos “sus imágenes”. Pidamos hoy por todos los sacerdotes en estos momentos tan dolorosos en que hermanos nuestros sacerdotes han fallado tan tristemente en su celibato y en el control de sus pasiones carnales y en la consagración que ofrecieron a Dios y al pueblo para que vuelvan a la fidelidad prometida. Cuarta consideración: Las bodas del Cordero y la Alianza en el Tepeyac. El Plan de Dios respecto a la humanidad es que todos formemos parte de su familia, que queramos compartir con Él su gloria eterna. Nada puede ser más consolador que este deseo divino de ofrecernos su máximo gozo y gloria.Con este objetivo Jesús vino a ofrecernos su alianza, una Alianza de estilo matrimonial con el sello del amor, vida y fecundidad propios de cada matrimonio.Él se vino a desposar con la humanidad para que todos podamos llegar a vivir su misma vida en nosotros; es más, para que Él la pueda vivir en cada uno de nosotros y en la comunidad mundial su propia vida, su infinito amor. Esto desborda cualquier consideración, cualquier imaginación, es la máxima aspiración que cada uno de nosotros puede desear, la mayor gloria por alcanzar.Y este don, Dios lo viene a patentizar en la Alianza que nos ha venido a ofrecer a nuestra propia tierra, a través de la intervención gloriosa de Nuestra Madre. Cuando Ella le da a Juan Diego las flores le está garantizando la verdad de su Alianza, de que en esa Alianza estaba Dios comprometido.Y como testigo de todo esto Dios escogió al Obispo, delegado suyo, para que autentificara la magnitud de esta Alianza. Sintámonos privilegiados de ser parte de esta Alianza en este año especial del Bicentenario.Quinta consideración. A Cristo el Señor, el Glorificado por el Padre, la Gloria y la alabanza. En la narración original de las Apariciones figura que todo el pueblo alababa a Dios y a María por lo acontecido en México en ese maravilloso diciembre de 1531.María había traído a Cristo a esos pueblos que habían perdido toda esperanza. Él había llegado, a través de Ella, como la Gran Luz, la Gran Raíz a la que ellos se podrían ligar para siempre con la seguridad total de su amor y de su capacidad de darle sentido a su existencia que ya habían perdido después del trauma horrible de la Conquista.Él, Cristo, Sacerdote Glorioso, venía en el vientre de su Madre para dar vida en abundancia a millones de personas que habían perdido la esperanza.El que había muerto por nosotros ahora aparecía inmortal y glorioso, y como aliado para siempre, con ese pueblo que le había querido ser fiel en sus antiguas concepciones de Dios y del culto que había que ofrecerle hasta la entrega de la propia vida y de la de las personas amadas. Ahora entendían que el Aliado no pedía muertes ni corazones ofrecidos sacrificialmente, sino corazones ardiendo de amor por los demás en su nombre y a su imagen y semejanza. Alabemos, adoremos y glorifiquemos a este Dios que tanto nos ha amado con alguno de los cánticos del Apocalipsis (5, 9-10; 11,16-17; 19, 10-11).Apoyos Bíblicos.— F 2, 4-6; Col 1, 12-14; Heb 7, 24-27; 10, 12-14.* * * Alabemos infinitamente a quien está sentado en el Trono y a Su “Cordero”

MENSAJES DE LA VIRGEN


18 de Marzo 2010

"¡Queridos hijos! Hoy los invito a amar con todo su corazón y con toda su alma. Oren por el don del amor, porque cuando el alma ama llama a sí a mi Hijo. Mi Hijo no rechaza a aquellos que lo llaman y que desean vivir según El. Oren por aquellos que no comprenden el amor, que no comprenden lo que es amar. Oren para que Dios sea un Padre para ellos y no un juez. Hijos míos, sean ustedes apóstoles míos, sean mi río de amor. Yo los necesito. Gracias."


2 de Marzo 2010

"Queridos hijos, en este tiempo particular en que se esfuerzan por estar más cerca de mi Hijo, de sus sufrimientos, también del amor con el que los ha llevado, deseo decirles que estoy con ustedes. Les ayudaré a vencer las tinieblas y las pruebas con mi gracia. Les enseñaré el amor que borra todos los pecados y los vuelve perfectos. El amor que les da la paz de mi Hijo ahora y siempre. La paz esté con ustedes, porque yo soy la Reina de la Paz. Les agradezco".


25 de Marzo 2010

“Queridos hijos! También hoy deseo llamarlos a todos a que sean fuertes en la oración y en los momentos en que las tentaciones los asalten. Vivan en la alegría y en la humildad su vocación cristiana y den testimonio a todos. Yo estoy con ustedes y a todos los llevo ante mi Hijo Jesús, y El será para ustedes fuerza y apoyo. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”


2 de Abril 2010 (Mensaje dado a la vidente Mirjana)

"Queridos hijos, Hoy los bendigo en modo particular y rezo para que regresen al buen camino, a mi Hijo su Salvador, su Redentor, aquél que les ha dado la vida eterna. Mediten en todo aquello que es humano, en todo aquello que no les permite seguir a mi Hijo, en la transitoriedad, la imperfección y la limitación, y después piensen en mi Hijo, en Su inmensa Divinidad. Con el abandono y la oración se ennoblece el cuerpo y se perfecciona el alma. ¡Estén listos, hijos míos! Les agradezco."

4.11.2010

Verdadera Devoción a María


Verdadera Devoción a María

María es un misterio a) A causa de su humildad

La vida de María fue oculta. Por ello, el Espíritu Santo y la Iglesia la llaman alma mater: Madre oculta y escondida.

Su humildad fue tan grande que no hubo para Ella anhelo más firme y constante que el de ocultarse a sí misma y a todas las criaturas, para ser conocida solamente de Dios.

Ella pidió pobreza y humildad. Y Dios, escuchándola, tuvo a bien ocultarla en su concepción, nacimiento, vida, misterios, resurrección y asunción, a casi todos los hombres.

Sus propios padres no la conocían. Y los ángeles se preguntaban con frecuencia uno a otro: ¿Quién es ésta? (Cant. 8, 5).

Porque el Altísimo se la ocultaba. O, si algo les manifestaba de Ella, era infinitamente más lo que les encubría. (del Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María)

Comentario: ¡Qué grandeza que vemos al contemplar a María! ¡Cómo Ella sabía guardar los secretos de Dios! El Arcángel Gabriel le anuncia que será la Madre del Mesías, que es Dios, y María lo acepta y guarda el secreto.

Nosotros, en su lugar, no hubiéramos podido estar ni un minuto sin publicarlo. María, en cambio, sigue su vida normalmente, llena de alegría y con su casi infinita humildad.

La verdad que en María, los consagrados a Ella, tenemos un Modelo acabadísimo de todas las virtudes. es necesario que conozcamos cada día más a la Virgen, y la conocemos especialmente meditando sus misterios en el Santo Rosario, que es la oración predilecta de Ella, porque es oración sencilla y humilde, como a María le gusta.

¡Dulce Corazón de María! ¡Sé la salvación del alma mía!

4.08.2010

Mensaje de María Reina de la Paz



Mensaje de María Reina de la Pazdel 2 de abril de 2010
Queridos hijos, hoy los bendigo especialmente y les ruego que vuelvan al verdadero camino de mi Hijo, vuestro Salvador, vuestro Redentor, que les ha dado la vida eterna. Reflexionen sobre lo que es humano y sobre todo aquello que no les permite seguir a mi Hijo: las cosas pasajeras, la imperfección y las limitaciones, y luego piensen en mi Hijo, en su divina inmensidad. Dónense ustedes mismos y con la oración dignifiquen el cuerpo y perfeccionen el alma. Estén prontos, hijos míos. ¡Gracias!
¡Reina del Cielo, alégrate, aleluya,
porque el Señor,
a quien has merecido llevar, aleluya,
ha resucitado, según su palabra, aleluya.
Ruega al Señor por nosotros, aleluya!

4.07.2010

LA DIVINA MISERICORDIA SE COMUNICÓ AL MUNDO MEDIANTE LA MATERNIDAD DE MARÍA SANTÍSIMA


LA DIVINA MISERICORDIA SE COMUNICÓ AL MUNDO MEDIANTE LA MATERNIDAD DE MARÍA SANTÍSIMA
"...Dirigimos nuestra mirada a María Santísima, a la que hoy invocamos con el título dulcísimo de "Mater Misericordiae". María es "Madre de la Misericordia" porque es la Madre de Jesús, en El que Dios reveló al mundo su "Corazón" rebosante de Amor. La compasión de Dios por el hombre se comunicó al mundo mediante la Maternidad de la Virgen María. Iniciada en Nazaret por obra del Espíritu Santo, la Maternidad de María culminó en el misterio pascual, cuando fue asociada íntimamente a la Pasión, Muerte y Resurrección de su Hijo Divino. Al pie de la Cruz la Virgen se convirtió en Madre de los discípulos de Cristo, Madre de la Iglesia y de toda la humanidad" (Regina Coeli. Domingo 22 de abril de 2001).

"...Al concluir estas consideraciones, encomendamos a María, Madre de Dios y Madre de Misericordia, nuestras personas, los sufrimientos y las alegrías de nuestra existencia, la vida moral de los creyentes y de los hombres de buena voluntad, las investigaciones de los estudiosos de moral. María es Madre de Misericordia porque Jesucristo, su Hijo, es enviado por el Padre como revelación de la Misericordia de Dios (cf. Jn 3, 16-18). Él ha venido no para condenar sino para perdonar, para derramar misericordia (cf. Mt 9, 13). Y la misericordia mayor radica en su estar en medio de nosotros y en la llamada que nos ha dirigido para encontrarlo y proclamarlo, junto con Pedro, como «el Hijo de Dios vivo» (Mt 16, 16). Ningún pecado del hombre puede cancelar la Misericordia de Dios, ni impedirle poner en acto toda su fuerza victoriosa, con tal de que la invoquemos. Más aún, el mismo pecado hace resplandecer con mayor fuerza el Amor del Padre que, para rescatar al esclavo, ha sacrificado a su Hijo : Su Misericordia para nosotros es Redención. Esta Misericordia alcanza la plenitud con el don del Espíritu Santo, que genera y exige la vida nueva. Por numerosos y grandes que sean los obstáculos opuestos por la fragilidad y el pecado del hombre, el Espíritu, que renueva la faz de la tierra (cf. Sal 104, 30), posibilita el milagro del cumplimiento perfecto del bien. Esta renovación, que capacita para hacer lo que es bueno, noble, bello, grato a Dios y conforme a su voluntad, es en cierto sentido el colofón del don de la Misericordia, que libera de la esclavitud del mal y da la fuerza para no volver a pecar. Mediante el don de la vida nueva, Jesús nos hace partícipes de su Amor y nos conduce al Padre en el Espíritu."

4.06.2010

VIRGEN SANTISIMA


VIRGEN SANTISIMA

Santísima Señora, Madre de Dios; tú eres la más pura de alma ycuerpo, que vives más allá de toda pureza, de toda castidad, de todavirginidad; la única morada de toda la gracia del Espíritu Santo; quesobrepasas incomparablemente a las potencias espirituales en pureza,en santidad de alma y cuerpo; mírame culpable, impuro, manchado en elalma y en el cuerpo por los vicios de mi vida impura y llena depecado; purifica mi espíritu de sus pasiones; santifica y encaminamis pensamientos errantes y ciegos; regula y dirige mis sentidos;líbrame de la detestable e infame tiranía de las inclinaciones ypasiones impuras; anula en mí el imperio de mi pecado; da la sabiduría y el discernimiento a mi espíritu en tinieblas, miserable,para que me corrija de mis faltas y de mis caídas, y así, libre delas tinieblas del pecado, sea hallado digno de glorificarte, decantarte libremente, verdadera madre de la verdadera Luz, Cristo Diosnuestro.

Pues sólo con Él y por Él eres bendita y glorificada portoda criatura, invisible y visible, ahora y siempre, por los siglosde los siglos.Amén.

(San Efrén)

4.05.2010

GRACIAS, VIRGEN MARIA


GRACIAS, VIRGEN MARIA

Gracias por ser Santa María.

Gracias por haberte abierto a la gracia,y a la escucha de la Palabra,desde siempre.

Gracias por haber acogido en tu seno purísimoa quien es la Vida y el Amor.

Gracias por haber mantenido tu "Hágase"a través de todos los acontecimientos de tu vida.Gracias por tus ejemplos dignos de ser acogidosy vividos.

Gracias por tu sencillez,por tu docilidad,por esa magnífica sobriedad,por tu capacidad de escucha,por tu reverencia,por tu fidelidad,por tu magnanimidad,y por todas aquellas virtudes que rivalizan en belleza entre sí y que Dios nos permite atisbar en Ti.

Gracias por tu mirada maternal,por tus intercesiones,tu ternura,tus auxilios y orientaciones.

Gracias por tantas bondades.

En fin,gracias por ser Santa María, Madre del Señor Jesús y nuestra.Amén.

4.02.2010

Rosario de Pésame


Rosario de Pésame


Monición inicialAcompañemos a María, que al pie de la cruz, ha sufrido junto a su Hijo la Pasión y la Muerte.

Acudamos a la Santísima Virgen María que en medio del sufrimiento nos ha sido entregada como nuestra piadosa y tierna madre.

Que a través de este Santo Rosario, en el que meditaremos acerca de cada uno de los instrumentos de la pasión, oremos con ella junto al cuerpo yaciente de Jesús, y acompañemos a María en su prolongada noche de dolor y de pena.

La señal de la cruz.

Yo pecador

Romancero de la Vía Dolorosa. XIII Estación (Fragmento)

Mi Jesús tiene sueño, por el camino se me durmió tres veces el pobrecillo.Hijito, duerme, duerme, que en esta noche no habrá quien te despierte.De mañanita, llorando, por los caminos del cielosalió mi niño a buscar, su rebaño de corderos.

Todos andaban perdidos entre los barrancos negros...En un bosque de alaridos y brazos en alto tensos,entró mi niño temblando de soledad y de miedo...Las flores eran de sangre, las ramas erán flagelos, las maldiciones volaban, como pájaros al viento.Era tan largo el camino, estaba el aire tan negro,que mi Niño se calló, tres veces en el sendero;y cuando a los ojos de agua se acercó a beber sedientole dieron a beber mirra, aquellos crueles veneros.

Por fin se subió mi Niño, sobre las ramas de un cedro,por ver si de las alturas, divisaba sus corderos.

Su séptuple canto triste, rodó por el universo.Como un gorrioncillo herido - todo púrpura su pecho -quedo dormido mi Niño, sobre las ramas del cedro;las nubes lo acariciaban, con devoción los cabellos.

Dormidito lo encontraron, en el camino del cieloy dormidito a mis brazos, de noche me lo trajeron.Tiene en sus pies dos claveles, en sus manos dos luceros, y en su Corazón un sol, tres veces santo y abierto.

Hijito que entre mis brazos, yaces cansado y desecho, duérmete sin ansiedades por tus perdidos corderos.... Hijito que entre mis brazos, yaces desnudo y desecho,sigue durmiendo en la cuna de mi amor y de mis besos.

Estos besos son los últimos, pero mi amor es eterno.Sigue durmiendo en mis brazos, aunque sabes que tu sueño, es espada de dos filos que me traspasa por dentro...Duerme... que para velarte, esta mi dolor despierto...

Primer MisterioEL FLAGELO
Pilato les preguntó ¿Quieren que deje en libertad al rey de los judíos? Pero ellos gritaron: ¡No, a ese no! Deja en libertad a Barrabás. Entonces Pilato ordenó que lo azotaran. (Jn 18, 34. 40; 19,1).María.-Hijito que entre mis brazos, yaces cansado y desechoTodos.-Duérmete sin ansiedades, por tus perdidos corderosEl pasó haciendo el bien. (Hch. 10, 38).En toda tu vida Señor, amaste, hoy, en cambio se te odia. Tus manos estuvieron siempre dispuestas a acariciar a los niños y a los pecadores, hoy en cambio haz recibido solo fieros flagelos. Estuviste presto para sanar la carne destruida por la enfermedad y la lepra, pero hoy, te destrozamos la carne que con cariño te tejiera tu madre en su seno.Hoy ciertamente se te sigue flagelando. Te golpeamos con nuestra indiferencia y apatía, con la falta de solidaridad y unión de los que nos llamamos cristianos. Y dejamos que te golpeen en la miseria de los pobres, en la tristeza de los deprimidos y en la esclavitud de los vicios.Madre, que dejemos ya los flagelos con que nos golpeamos unos a otros, que tú nos enseñes como a Jesús, a utilizar nuestras manos para levantar, para acariciar, para perdonar.Guía.-Madre llena de dolores, haced que cuando expiremosTodos.- Nuestras almas entreguemos, por tu manos al Señor.

Segundo MisterioLA CORONA DE ESPINAS
Los soldados lo llevaron al interior del palacio, o sea al pretorio y llaman a la tropa. Lo vistieron con un manto rojo y trenzando una corona de espinas, se la pusieron. (Mc. 15, 16-20).M.-Hijito que entre mis brazos, yaces cansado y desechoT.-Duérmete sin ansiedades, por tus perdidos corderos"El Señor me ha dado una lengua de discípulo para que sepa sostener con mi palabra al cansado". (Is. 50, 4).Era demasiado. Había ya traspasado por mucho los límites que la lógica humana habían impuesto al corazón del hombre. Y es que tu cabeza, tu corazón y tu boca, íntimamente unidos, hicieron una combinación que hizo que los mismos cimientos del mundo, de sus instituciones y de las personas, se cimbraran hasta lo más profundo. Las bienaventuranzas, el perdón de los pecadores, el amor a los enemigos, un Dios que es Padre, no se podían tolerar. La locura de tus palabras sólo podía recibir una corona magnífica, pero nos equivocamos, una vez más nos equivocamos, tuvimos a bien ceñir tus sienes, no de oro, sólo de espinas. Así, nuestras palabras, nuestras mentes, ya no hablan ante la injusticia, ante la corrupción, ante el pecado, por temor a ser tratados como locos. Por eso hoy tus palabras nos gustan mucho, sí, pero no nos comprometen. Madre, que a ejemplo tuyo, hagamos vida las palabras de tu Hijo.G.-Madre llena de dolores, haced que cuando expiremosT.- Nuestras almas entreguemos, por tu manos al Señor.

Tercer Misterio JESÚS SE ABRAZA A LA CRUZ
"El amor no consiste en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó primero y envió a su Hijo como víctima por nuestros pecados." (1Jn, 4, 10)M.-Hijito que entre mis brazos, yaces cansado y desechoT.-Duérmete sin ansiedades, por tus perdidos corderos"El cargó con los pecados de muchos e intercedió por los pecadores." (Is 53, 12)Así como amaste al Hijo Pródigo, así como buscaste la oveja perdida, así amas la cruz. Que fue difícil, no hay que negarlo, pero bien sabes que en los caminos del amor, siempre habrá senderos de sufrimiento. Porque tu amor "todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta" (1Co.13,7) Y así fue, el amor cegó a Dios y lo hizo cargar una cruz para en ella hacer locuras insospechadas. Por eso, por que amas al pecador, por que me amas, por eso Señor mío, amaste tu cruz.Y mírame a mí, a mi vida, quejándome diariamente por mi cruz, evadiendo lo más que puedo mis responsabilidades; y así porque no amo mi cruz, se hace más pesada y no me decido caminar y cambiar la situación de mi vida, de mi familia y de mi comunidad.Madre, enséñame a amar, mi vida, mis dificultades, mis responsabilidades para que una vez amándolas, las tome sobre mis hombros y comience así a caminar detrás de Jesús.G.-Madre llena de dolores, haced que cuando expiremosT.- Nuestras almas entreguemos, por tu manos al Señor.

Cuarto Misterio LOS CLAVOS TRASPASAN EL CUERPO DE JESÚS"Cuando llegaron la lugar llamado "la calavera" crucificaron allí a Jesús junto con dos malhechores." (Lc 23, 33)María.-Hijito que entre mis brazos, yaces cansado y desechoTodos.-Duérmete sin ansiedades, por tus perdidos corderos"Eran nuestras rebeldías las que lo traspasaban y nuestras culpas lo que lo trituraban" ( Is. 53,5)El dolor parecía insoportable.

Los golpes del martillo se confundían con el lento desgarrarse de tu cruz y de tu carne. Si el hecho de no haber desfallecido durante este cruel momento nos sorprende, más aún nos conmueve las palabras de perdón y misericordia para quienes somos el motivo de tanto dolor.¡Fuiste tan cruelmente deshumanizado por los "humanos".! La longitud, la anchura, la altitud y profundidad con la que Dios nos amó desde la cruz supera aquí toda palabra. Callemos, miremos, adoremos. (Un momento breve de silencio)Madre dolorosa, que con tu presencia en el sacrificio de Cristo, eres verdadera Madre, permite que cuando el sufrimiento toque a las puertas de nuestras vidas, podamos contar con tu maternal compañía. G.-Madre llena de dolores, haced que cuando expiremosT.- Nuestras almas entreguemos, por tu manos al Señor.

Quinto MisterioLA LANZA TRASPASA EL COSTADO DE JESÚS
"Uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza y enseguida brotó sangre y agua." (Jn 19, 34)María.-Hijito que entre mis brazos, yaces cansado y desechoTodos.-Duérmete sin ansiedades, por tus perdidos corderos"Y a ti, una espada te atravesará el corazón" (Lc 2, 35)Habías muerto ya. Y te quedaste sin nada. Lo diste todo, tu madre, tu vida, la última gota de sangre.Bendita lanza que traspasó tu costado y que ha dejado para nosotros tu corazón siempre abierto. Bendita lanza que nos abre la posibilidad de retornar siempre a tú corazón que perdona y que abraza. Por eso Señor, cambia este mi corazón de piedra que se niega acoger al que me ha ofendido, que se niega abrirse al que me necesita, que se ha endurecido y que poco le importa lo que le pase al prójimo. Traspasa pues este corazón y haz que se vuelva más generoso y que entregue a ejemplo tuyo, todo lo que tiene.Madre llena de dolor intercede por tus hijos que a costa de la sangre de tu Hijo han sido redimidos, para que así como tú, al pie de la cruz contemplemos y busquemos a Jesús, quien nos espera con el corazón siempre abierto ya que "habiendo amado a los suyos, los amó hasta el extremo".(Jn 13, 1) G.-Madre llena de dolores, haced que cuando expiremosT.- Nuestras almas entreguemos, por tu manos al Señor.

ORACIÓN FINAL(Oración del Beato Agustín Pro a la Virgen de los Dolores)Déjame pasar la vida, Madre mía, acompañando tu soledad amarga y tu dolor profundo. Déjame sentir en el alma el triste llanto de tus ojos y el desamparo de tu corazón.No quiero en el camino de mi vida saborear las alegrías de Belén adorando en tus brazos virginales al Niño Dios. No quiero gozar en la casita de Nazaret de la amable presencia de Jesucristo. No quiero acompañarte en tu Asunción gloriosa entre coros de ángeles. Quiero en mi vida las mofas y culpas del Calvario; quiero la agonía lenta de tu Hijo; el desprecio la ignominia, la infamia de la Cruz, quiero estar a tu lado, Virgen dolorosísima, fortaleciendo mi espíritu con tus lágrimas, consumando mi sacrificio con tu martirio, sosteniendo mi corazón con tu soledad, amando a mi Dios y tu Dios con la inmolación de mi ser. Amén

4.01.2010

ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS.


ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS.

Acuérdate, Virgen Madre de Dios, cuando estés en la presencia del Señor, de hablar en favor nuestro y que aparte su indignación de nosotros.
Oh Santísima Madre, hazme esta gracia: fija en mi corazón con eficacia las llagas de Jesús crucificado.
Haz que de Cristo en mí lleve la muerte, que participe su pasión y suerte y medite en sus llagas apenado.
Para que no arda en los eternos fuegos, defiéndeme tú, oh Virgen, con tus ruegos, en el día del juicio.
Y tú, oh Cristo, al salir yo de esta vida, por tu Madre querida, haz que llegue a la palma de victoria.
Cuando mi cuerpo muera, haz que mi alma adquiera del paraíso la gloria.
Rezar tres avemarías.
Ruega por nosotros, Virgen dolorosísima, que estuviste constantemente junto a la cruz de Jesucristo.
Nuestra Señora de la Buena Muerte, ruega por nosotros.
Oremos.-Te rogamos, Señor nuestro Jesucristo, que interceda ante tu clemencia la bienaventurada Virgen María tu Madre, cuya alma atravesó la espada de dolor en la hora de tu Pasión. Lo pedimos por ti, oh Jesucristo, Salvador del mundo, que vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén.
San José, ruega por nosotros.

A LA VIRGEN DE LOS DOLORES



A LA VIRGEN DE LOS DOLORES
Señora y Madre nuestra: tu estabas serena y fuerte junto a la cruz de Jesús. Ofrecías tu Hijo al Padre para la redención del mundo.
Lo perdías, en cierto sentido, porque El tenía que estar en las cosas del Padre, pero lo ganabas porque se convertía en Redentor del mundo, en el Amigo que da la vida por sus amigos.
María, ¡qué hermoso es escuchar desde la cruz las palabras de Jesús: "Ahí tienes a tu hijo", "ahí tienes a tu Madre".
¡Qué bueno si te recibimos en nuestra casa como Juan! Queremos llevarte siempre a nuestra casa. Nuestra casa es el lugar donde vivimos. Pero nuestra casa es sobre todo el corazón, donde mora la Trinidad Santísima. Amén.

I made this widget at MyFlashFetish.com.