12.07.2009

EL VESTIDO CON EL QUE VINO LA VIRGEN DE GUADALUPE


EL VESTIDO CON EL QUE VINO LA VIRGEN DE GUADALUPE
En este día vamos a contemplar cómo se presentó a los indígenas y españoles nuestra madre amada. Está llena de elementos naturales de la tierra. Así, ellos interpretaron que venía como señora del cielo por el manto estrellado, y como señora de la tierra por el vestido lleno de los elementos naturales de la creación.

Ella toma por vestido nuestra tierra, asume nuestra historia, el presente doloroso, nuestra realidad, nuestros conflictos, nuestros sufrimientos y esperanzas. Como la tierra florecida ella nos inunda de su perfume. Contemplémosla.Frase de la Biblia: “Entonces (Dios) dijo: ‘que la tierra produzca vegetales, hierbas que den semillas y árboles frutales que den sobre la tierra frutos de su misma especie con su semilla adentro.’ Y así sucedió. La tierra hizo brotar vegetales, hierba que da semilla según su especie y árboles que dan fruto de su misma especie con su semilla adentro. Y Dios vio que esto era bueno”. Gén. 1,11-12


Primera consideración: Debajo del manto de estrellas, María trae un vestido de algodón, como usaban las princesas indias. El vestido tiene los puños de algodón, el algodón de la tierra; Dios es el que da el algodón a la tierra, porque la cubre con las nubes, cubre las cumbres de nieve, nos da el algodón para vestirnos.Jaculatoria: Vestida de muchos signos vino ella a nuestra tierra; colores, flores y tallos y sus 46 estrellas; sólo Dios hace prodigios que nos dejan fascinados...


Segunda consideración: El vestido que trae María es rojizo, trae el color de la tierra, ella quiso tomar nuestra tierra por vestido. El color rojizo de su vestido nos recuerda la sangre de Cristo, que derramada en esta tierra hace florecer todo. Convierte en un vergel florido toda aridez...


Tercera consideración: El vestido de Santa María está cubierto de flores, hierbas, cerros, corazones, allí está todo lo que hace y crece en la tierra, ella asume la naturaleza, valora la creación; nos recuerda la tierra que nos sostiene, la tierra por donde caminamos cada día.


Cuarta consideración: El vestido de la reina de cielos y tierra nos recuerda los frutos de la tierra, las cosechas, nuestro trabajo... En él hay montes que florecen, recuerdo del Tepeyac, lugar donde ella se apareció, cerro que Dios cubrió de flores en invierno símbolos de la alianza que hacía con todos nosotros...


Quinta consideración: Su vestido está cubierto de vegetales, de hierbas, símbolo de virginidad. En su vestido hay sonajas, música, que son también corazones, corazones levantados al cielo, son nuestros corazones que en la tierra se elevan hacia el cielo. María no tiene vergüenza de vestirse con lo nuestro, con nuestra vida. Ella es nuestra tierra, ella es nuestro descanso.Oraciones finales acostumbradas: ** Unidos a nuestra madre, como hermanos solidarios, vestiremos nuestra tierra

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


I made this widget at MyFlashFetish.com.