12.02.2009

EL ROSTRO DE NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE



EL ROSTRO DE NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE


En este segundo día de nuestro docenario vamos a contemplar el rostro inigualable de nuestra amorosa madrecita. Es un rostro encantador. Es el de una jovencita contemplativa... Vamos a contemplarlo con las indicaciones hechas ayer: Son rosarios del padre Mario Rojas modificados y adaptados por mí como docenario. Son para ser hechos en actitud de contemplación. Para quienes están haciendo la Pascua Guadalupana, pueden aprovecharlos como complemento del día: solamente hacer mención del título y los enunciados de cada misterio para no perder la dinámica. (Nota: No volveré a mencionar en los próximos días las aclaraciones anotadas ayer y hoy. Gracias). Contemplemos el rostro de María de Guadalupe. Dios quiso que tuviera nuestro color... Su imagen profetiza el nacimiento de una humanidad mestiza portadora de Cristo Cita Bíblica: “Morena soy, pero hermosa, hijas de Jerusalén”


Primera consideración: María es una mujer palestina, una mujer nacida del pueblo israelita… Jaculatoria: Muéstrame tu rostro, virgen hermosa; cambiará de tono mi corazón…
Segunda consideración: María de Guadalupe trae el rostro mestizo… En su rostro están unidas la raza blanca, la indígena…


Tercera consideración: Ella vino a reconciliar todas las razas; tomó como propio y reconoció como suyo lo que españoles e indígenas despreciaban. Somos de su color, de su raza, de su linaje… ¡somos sus hijos!


Cuarta consideración: Ella tomó el color mestizo de los excluidos de ese tiempo, tomó sus rasgos mestizos que anuncian una nueva humanidad…


Quinta consideración: Ella lleva, ella expresa el color del trigo. Ella guarda, ella tiene el color del maíz, del maíz moreno; es portadora de nuestro sustento, nos atrae el alimento espiritual, la eucaristía...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


I made this widget at MyFlashFetish.com.