12.08.2009

DÍA DE SAN JUAN DIEGO. EL HOMBRECITO CON ALAS QUE ESTÁ A LOS PIES DE SANTA MARÍA DE GUADALUPE


DÍA DE SAN JUAN DIEGO. EL HOMBRECITO CON ALAS QUE ESTÁ A LOS PIES DE SANTA MARÍA DE GUADALUPE
Hoy vamos a centrar nuestra mirada en el ángel-niño-hombre águila que está a los pies de la Virgen de Guadalupe, como quien está llevando a la señora del cielo hacia algún lugar. Vamos a descubrir lo que Dios y María nos han querido decir en este simbolismo en el que está representado a quien hoy celebramos: San Juan Diego Cuauhtlatoatzin, “el que habla como águila”.Miremos cómo toma con una mano el manto lleno de estrellas de la reina como tocando el cielo, y cómo con la otra mano toca el vestido de la Virgen lleno de flores y otros elementos de la tierra, símbolo de Juan Diego, símbolo de todos nosotros, que peregrinamos en esta tierra. Abramos nuestros ojos, abramos nuestros oídos; estamos allí bajo la protección y el amparo de la Virgen.“Los que confían en Yavé acrecientan sus fuerzas, les crecerán alas de águila; corren y no se cansan, andan y no se fatigan.” Is. 40, 31



Primera consideración: A los pies de María de Guadalupe hay un ángel, un mensajero, el mensajero de la Virgen. Es un hombre con alas de águila, trae sus pies entre nubes, ha ascendido a la cumbre del perfeccionamiento.



Segunda consideración: El hombre águila tiene los ojos bien abiertos, como quien ha visto y admirado; trae orejas grandes, es quien ha oído el aliento, la palabra de la Virgen. Es un evangelizador: escucha, percibe, lleva, transmite el mensaje, representa a Juan Diego.



Tercera consideración: En las manos de Juan Diego Cuauhtlatoatzin están el manto y el vestido, con sus manos ayuda a unir estrellas y flores. Su misión es ayudar a unir el cielo y la tierra, lo divino y lo humano.



Cuarta consideración: Juan Diego está bajo la punta alargada, del lado derecho del vestido de la Virgen; está bajo su sombra y resguardado. El mensajero trae en su rostro el color de María; ella es de su sangre, de su color; él es su hijo, es de su descendencia. María lo trae bien cerquita de ella, lo cuida, lo protege, lo consuela.



Quinta consideración: Hay una relación de amor entre María y el mensajero: él es su hijo querido, su “pájaro precioso”. Ella es su madre, su madre misericordiosa.El mensajero es portador de lo divino, porque lleva a María y ella lleva a Cristo.



El mensajero es Juan Diego, es un evangelizador, y somos nosotros... Tomados de María llevemos a Cristo a todos los hombres y mujeres del mundo, nuestras hermanas, nuestros hermanos...Oraciones finales acostumbradas: ** Con Santa María de Guadalupe y San Juan Diego, seremos mejores discípulos y misioneros del Señor Jesús.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


I made this widget at MyFlashFetish.com.