5.02.2010

Viviendo la Consagración Mariana


Viviendo la Consagración Mariana

Mediadora de todas las gracias. Si creemos que María es Mediadora de todas las gracias, como bien lo enseña la Iglesia, entonces debemos agradecer a María cada gracia recibida, porque ha pasado por sus manos virginales, y Ella misma ha sido quien nos la obtuvo junto con su Hijo Jesús en el Calvario.

Cada gracia que recibimos es como un toque de la mano virginal de María sobre nuestra alma, por eso cuanto más aumente la gracia en nosotros, más estaremos unidos a la Santísima Virgen y más influenciados seremos por Ella.

Si estamos consagrados a María es porque Dios así lo ha querido desde toda la eternidad. Pero no solamente lo ha querido Dios sino también lo ha querido María, porque cuando Dios creó nuestra alma, seguramente María dio un beso a nuestra alma, para que la recordemos en la tierra y nos consagremos a Ella.

Por eso es que tenemos un amor tan grande a la Virgen, pues fue Ella misma la que nos ha elegido a nosotros y no nosotros a Ella.

Vivamos en gracia de Dios si queremos agradar a María y estar unidos a Ella.

Tratemos de aumentar por todos los medios la gracia en nuestra alma, y así estaremos cada vez más unidos a la Virgen.

Una forma de aumentar la gracia en nosotros es recibiendo bien los santos sacramentos, en especial la Eucaristía, rezando el Santo Rosario, oración predilecta de María.

¡Ave María Purísima!¡Sin pecado concebida!

No hay comentarios:

Publicar un comentario


I made this widget at MyFlashFetish.com.