5.18.2010

ACÉRCANOS, A TU PECHO


ACÉRCANOS, A TU PECHO
Para no perder el sentido de Dios
Para no alejarnos de la voluntad del Creador
Para escuchar el latido de la fe
Para gustar y disfrutar de la presencia de Jesús
ACÉRCANOS, A TU PECHO, MARIA
Para que nos sintamos seguros de lo que somos
Para confiar y no desesperar
Para enfrentarnos al futuro con ilusión
ACÉRCANOS, A TU PECHO, MARIA
Para nutrirnos de la alegría de tu fe
Para fortalecernos con la fuerza de tu fe
Para pensar con los pensamientos de tu fe
Para buscar con la audacia de tu fe
Para esperar con la esperanza de tu fe
ACÉRCANOS, A TU PECHO, MARIA
Y cuando, el nuestro, se aleje de Ti
sal a nuestro encuentro para que volvamos
a nuestro lado para que no nos perdamos
a nuestro paso para no desviarnos
a nuestro corazón para nunca dejar de amar
ACÉRCANOS, A TU PECHO, MARIA
Porque, sin Ti, nuestra fe pierde vigor
Nuestras respuestas son más débiles
Nuestra fe más rutinaria
Nuestros gestos más fríos
ACÉRCANOS, A TU PECHO, MARIA
Y, si nos resistimos,
pide a Jesús, tu Hijo, que envíe un soplo del Espíritu
hacia aquellos que, hoy y siempre, le buscamos.
Amén

No hay comentarios:

Publicar un comentario


I made this widget at MyFlashFetish.com.