1.20.2011

Pensamiento mariano

Pensamiento mariano

Siempre se recibe al invocar a María.

La Virgen María le reveló a Santa Brígida: “Yo soy –le dijo la reina del cielo y madre de la misericordia- la alegría de los justos y la puerta para introducir los pecadores a Dios. No hay en la tierra pecador tan desventurado que se vea privado de la misericordia mía. Porque si otra gracia por mí no obtuviera, recibe al menos la de ser menos tentado de los demonios de lo que sería de otra manera. No hay ninguno tan alejado de Dios, a no ser que del todo estuviese maldito –se entiende con la final reprobación de los condenados-; ninguno que, si me invocare, no vuelva a Dios y alcance la misericordia”.

Comentario:

¡Qué benditas palabras que nos animan a confiar cada vez más en María, y a no tener miedo por la multitud y gravedad de nuestros pecados, aunque hayan sido los más grandes! Porque María es la Reina de la Misericordia, y Ella es la encargada de aplicar la Misericordia divina a cada una de las almas, porque Jesús, desde la Cruz, la ha dado como Madre de todos los hombres, y una madre se encarga de proveer todo a sus hijos.

Nadie que invoque a María queda como estaba antes de invocarla, porque alguna gracia recibe. Por eso es tan importante que difundamos el culto a la Virgen, su devoción, y mucho mejor su consagración, porque quien está en manos de María, encontró la seguridad en la tierra, en el tiempo de vida terrena, y sobre todo, encontró la seguridad para la eternidad, porque María no dejará que un servidor y devoto suyo termine en el Infierno.

María es el secreto que Dios nos da para que vayamos a Él confiados. Y esto lo ha dado a entender Jesús mismo en las bodas de Caná, cuando por medio de María hizo su primer milagro, aunque todavía no había llegado la hora de comenzar a hacerlos. Pero por María, por su pedido, y porque Dios no puede negarle nada a la Virgen, Jesús hizo su primer milagro en el orden de la naturaleza. Y con esto el Señor nos quiere decir que María es la lleva del milagro, y que nos refugiemos en Ella como en ciudad segura.

¡Ave María Purísima!

¡Sin pecado concebida!

No hay comentarios:

Publicar un comentario


I made this widget at MyFlashFetish.com.