9.03.2010

Confiando en María


Confiando en María
Más confiamos, más recibimos.
Cuanto más confiamos en María, tanto más recibimos de Ella gracias y dones, favores y cariños, porque la Virgen no se deja ganar en generosidad y premia con su ayuda abundante a todo aquel que se abandona en sus brazos maternales.
El recipiente con el que debemos acercarnos a María para recibir sus gracias, es el de la confianza. Según sea este recipiente, así serán las gracias que entrarán en él.
Por eso no debemos poner límites a la confianza en María, nuestra Madre celestial, porque Ella es la Madre también de Dios, y Dios no le niega nada de todo lo que Ella pide. Así que si confiamos plenamente en María, entonces estamos seguros que obtendremos todo de Dios, porque María pedirá por nosotros. Pero lo importante es que no perdamos la confianza en María, y si una gracia no la recibimos, seguir confiando en Ella, estando bien seguros de que si no recibimos algo es por nuestro bien, porque la Virgen cuida de nosotros y sabe que eso es lo mejor.
Es fácil confiar cuando todo va bien, lo difícil es confiar cuando las cosas se complican o sobrevienen las desgracias o problemas. Ahí, justamente es cuando debemos confiar ciegamente en María y en su socorro, que no tardará en llegar. Y, superada la prueba, nuestra Madre nos consolará y premiará abundantemente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


I made this widget at MyFlashFetish.com.