12.06.2015

DOMINGO 6 DOCENARIO

Docenario Guadalupano
Domingo, 6 de diciembre de 2015 - 
Padre Joaquín Gallo Reynoso, sacerdote jesuita

Día 6. El Año Santo de la Misericordia y Santa María de Guadalupe.

Convertidos a Dios para proclamar Su misericordia con Santa María de Guadalupe.

Estamos en el segundo domingo de adviento y la figura del Bautista sobresale en la lectura del Evangelio de este día y del próximo Domingo (Lc 3,1-18). Aprovechemos la ocasión para reflexionar sobre nuestra vida y las cosas de las que nos hemos de convertir para ser mejores hijos del Padre, mejores familiares de la Santísima Trinidad y buenos hijos de nuestra amada Madre Santa María de Guadalupe.

Primera consideración: El Señor Jesús proclamó el año de Gracia (Lc 4,16-19) y su primo le preparó el camino predicando la conversión (Mc 1,4-8).

Jaculatoria: Me mueve, mi Dios, a más quererte, haberte, por María, conocido y haber, por ella comprendido, que tu amor es lo máximo…

Segunda consideración: San Juan Diego se convirtió de la poca estima que se tenía hacia una gloriosa aceptación de sí mismo gracias a la Virgen de Guadalupe (N.M.51-56). Este momento se dio cuando la Virgen le dijo que era preciso que él hiciera que el obispo entendiera lo que ella quería. Le dijo: “Házle saber, házle oír mi querer, mi voluntad…”(61).

Tercera consideración: El Señor obispo Zumárraga se convirtió de ser un obispo que no le creyó a Juan Diego en un principio, a un obispo que tuvo gran estima por él y que defendió los derechos de los indígenas gracias a la intervención de Dios y de nuestra madre en el acontecimiento guadalupano. Alabemos estas acciones divinas y marianas…

Cuarta consideración: Los servidores del señor obispo, al ver el milagro de las rosas y de la impresión de la imagen guadalupana en el ayate de Juan Diego, cambiaron de opinión respecto a éste al que después acompañaron hasta la casa del tío Juan Bernardino. Allí se les abrieron los ojos y el corazón para comprender la grandeza de Dios y de María…

Quinta consideración: Gracias a sucesivas conversiones logradas por Juan Diego y por el conjunto de cosas admirables del acontecimiento guadalupano muchísimos indígenas, españoles y criollos se convirtieron en apasionados defensores de la realidad milagrosa de dicho acontecimiento. Demos gracias a Dios y a María por todos estos sucesos admirables.

Citas Bíblicas.- Las del mismo Domingo pero aplicadas a México-Tepeyac: Baruc 5,1-9 Salmo 26(25); Filipenses 1,4-6.8-11, y también Mt 9,9-13

No hay comentarios:

Publicar un comentario


I made this widget at MyFlashFetish.com.