12.05.2015

Docenario dia 5

Docenario Guadalupano
Sábado, 5 de diciembre de 2015 -

Padre Joaquín Gallo Reynoso, sacerdote jesuita

Hoy, sábado primero de mes, le damos un lugar especial a nuestra madre por los famosos cinco sábados seguidos de mes, porque ella le aseguró a Lucía, la prima de los otros dos pastorcitos de Fátima, en Pontevedra, cuando todavía era postulante para entrar a la vida religiosa, que si rezamos el rosario y le dedicamos 15 minutos para meditar con ella sobre los misterios del rosario, nos confesamos y comulgamos cinco primeros sábados de mes seguidos y los ofrecemos en reparación por los pecados contra ella, a la hora de la muerte nos auxiliará de manera especial para que muramos en la gracia de Dios. Es uno de los mejores negocios de nuestra vida si lo hacemos… Nuestra madre amable siempre está procurando nuestro bien con su afinada misericordia con nosotros.

Hoy podemos reflexionar sobre algunas obras misericordiosas que la virgen hizo y sigue haciendo en y desde el Tepeyac para quienes nos amparemos bajo su auxilio y protección.

Primera consideración: . La primera obra de misericordia de nuestra madre en el Tepeyac es habernos traído a su hijo a México y desde aquí para todo el mundo. Dios nos la mandó, pero ella puso todo lo que estuvo de su parte para darnos a su hijo amado de la manera tan excelente y misericordiosa como consta y lo sabemos muchos. Alabémosla.

Jaculatoria: María Madre de gracia, madre de misericordia; en la vida y en la muerte ampáranos gran señora.

Segunda consideración: . El haber apoyado al obispo Zumárraga con las rosas y con la impresión de la imagen guadalupana en la tilma de Juan Diego fue una obra de gran misericordia de Dios, y nuestra madre cumplió en ese tiempo muy bien esta misión que le fue encomendada. Gocemos contemplando el momento de la impresión de la imagen en el ayate de Juan Diego; veamos la sorpresa de los allí presentes en ese momento… Contemplemos.

Tercera consideración: Nuestra madre le dio la sanación a Juan Bernardino el mismo 12 de diciembre en la mañana. Dice la narración del Nican Mopohua: “ …y se le apareció la Señora del cielo —a Juan Diego— y lo mandó a México con el señor Obispo… y le dijo que no se afligiera, que su tío ya estaba sano… Y le dijo su tío —Juan Bernardino— a Juan Diego, que era cierto, que en ese momento ella lo sanó…” (#200-202). Reflexionemos… Oremos…

Cuarta consideración: Desde un principio la virgen hizo varios milagros cerca del Tepeyac con la gente que la invocaba. Fue notable la resurrección del indio muerto el mismo 26 de diciembre día de su traslado de la iglesia en que estaba hasta el lugar que ella señaló en la orilla del lago junto al cerro del Tepeyac. Hay muchos testimonios de muchas sanaciones y otros favores que Ella hizo a muchas personas. Demos gracias por todo esto.

Quinta consideración: Nuestra amable y admirable madre santa María de Guadalupe sigue haciéndonos infinidad de servicios a miles y miles de personas que seguimos recurriendo con confianza a ella. Démosle gracias por el amparo, protección, auxilio y defensa que nos regala. Comprometámonos, como ella y como Jesús, a servir a quien nos necesite.

Citas de la Biblia: Salmo (118-117) Mt 5,43-48 y 7,12 Lc 7, 11-15**Para la gloria de Dios, Infinita Misericordia, y de Santa María de Guadalupe**.— Diciembre de 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


I made this widget at MyFlashFetish.com.