1.12.2016

Docenario Guadalupano
Martes, 12 de enero de 2016

Padre Joaquín Gallo Reynoso, sacerdote jesuita

El Año Santo de la Misericordia y Santa María de Guadalupe.

Herman@s y amig@s en el Señor Jesús: los saludo desde Diario de Yucatán con mucha alegría al iniciar este 2016 que esperamos esté lleno de satisfacciones personales, familiares y amicales, y muchas bendiciones. Estamos iniciando el Año de la Misericordia, esperamos que sea una oportunidad para tod@s de una vida mejor en el servicio de nuestro Dios, nuestra Madre amada y nuestr@s prójim@s.

Por eso, en los próximos meses procuraré dar a conocer algunas citas del documento del papa Francisco que nos regaló el año pasado y se llama “El rostro de la Misericordia” (Misericordiae Vultus, en latín, el nombre oficial). Es un documento que los invito a conocer pues nos puede servir en muchos ámbitos de nuestra vida personal, familiar y de apostolado y para que cada quien vaya haciendo su proceso de conversión hacia lo que nos pide el Señor a cada un@.

La visita del Papa a México el mes próximo ayudará mucho para enfervorizarnos y vivir este año de gracia. Nuestra Madre Amada, Santa María de Guadalupe, nos ayudará a vivirlo con intensidad y buenos frutos. Ella fue nombrada por el Papa como Madre de la Misericordia y Patrona internacional del año… Esto añade una alegría más al pueblo de México pues la siguen aclamando los papas y el mundo como Aquélla con la que Dios “no ha hecho cosa igual” para estar cerca de nosotros.

Estamos conscientes de que Ella nos vino a traer a nuestro país y a toda América, de parte de Dios, el gran mensaje que nos ha dejado en su Imagen Guadalupana, en el Nican Mopohua —relato original en nahua de las Apariciones de la Virgen en el Tepeyac del 9 al 12 de diciembre de 1531— y en el fervor del pueblo devoto y de tantísimos autores que han escrito durante cuatro siglos sobre este Acontecimiento.

¡Bendita sea la Santísima Trinidad que ha estado tan presente en este magnífico Acontecimiento Guadalupano!

Nos unimos desde este Docenario mensual a todas las celebraciones que habrá en el país con la visita papal y nos disponemos a pedir por este México que hace mucho ha perdido la brújula y está como en convulsiones de parto. Esperamos que esta visita a nuestro país sea para una vida nueva en todos y para todos.

Agradezco muchísimo al Diario que me siga permitiendo escribir para ustedes. Dispongámonos ahora para hacer nuestro primer período de oración o nuestro rosario.

Tema de este día: Dios es el Autor Misericordioso del Acontecimiento Guadalupano y de otros muchos, entre los que podemos contextualizarlo.

Primera consideración: Dios es el Autor Maravilloso de toda la creación.

El Padre Eterno, inspirado en su Verbo Eterno, imagen y gloria suya, y con el poder y dinamismo del Espíritu Santo es el iniciador generoso de toda la creación (Gen 1, 1-25). Jaculatoria: Dios, Autor de maravillas y del Acontecimiento Guadalupano, ayúdanos a solidarizarnos, como María, con todos nuestros hermanos…

Segunda consideración: Dios Padre, inspirado en su Palabra Eterna, creó el universo en el que habitamos y lo hizo muy bien (Gen 1, 26-31). En este universo puso a nuestros primeros padres. Por desgracia, ellos pecaron. Las consecuencias fueron dolores, enfermedades, pecados por doquier y muerte (Gen 3, 1-24).

Hagamos lo imposible por no vivir en pecado.

Tercera consideración: El Padre, con el Poder del Espíritu Santo, hizo posible la encarnación del Verbo Eterno en María y para todos para que pudiéramos recibir los frutos de la redención. Gracias a Él fuimos reconciliados con el Padre (Ef 2, 1-10; Col 1, 11-20 y Fil 2, 5-11). Admiremos y agradezcamos esta suprema bondad divina.

Cuarta consideración: La vida, muerte, resurrección y ascensión del Señor posibilitaron todas las futuras acciones divinas hacia nosotros para nuestro bien (Ef 1, 17-23). Agradezcamos estos favores infinitos, que están presentes para nosotros todos los días.

Quinta consideración: Así como Dios preparó todo el Acontecimiento del Señor Jesús en su época, así también preparó el Acontecimiento Guadalupano para que nuestra Madre viniera al Tepeyac en 1531 y nos manifestara, por primera vez, al Verdaderísimo Dios por quien vivimos (Nican Mopohua número 26) y siguiera llevando al cabo la obra evangelizadora y misericordiosa que todavía sigue haciendo para nosotros. Ésta terminará cuando acabe este mundo transitorio. Mientras tanto, vivamos como verdaderos hijos de Dios y de nuestra Santísima Madre. De nuestra parte demos testimonio a otr@s como lo hicieron en su tiempo los Apóstoles y amig@s de Jesús. Nuestro testimonio puede ser vital para otr@s herman@s.

Otras citas bíblicas: Himno de la Creación: Daniel 3, 51-90; Jn 1, 1-5; 9-14 y Lc 1, 26-38.

Extractos del Documento del papa Francisco: “Misericordia es el acto último y supremo con el cual Dios viene a nuestro encuentro. Misericordia es la vía que une a Dios y a la humanidad…“ (número 2). “Dios no quiso dejar a la humanidad en soledad y a merced del mal. Por eso pensó a María Santa e Inmaculada en el amor (Ef 1, 4) para que fuese la Madre del Redentor del hombre. Ante la gravedad del pecado Dios responde con la plenitud del perdón” (número 3B). Reflexionemos, oremos, compartamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


I made this widget at MyFlashFetish.com.