2.27.2010

El Santo Rosario


El Santo Rosario

Un día una piadosa mujer, tan devota que avergonzaría a la mayoría de los religiosos, le pidió a Santo Domingo que la guiara en su vida espiritual.

Él escuchó su confesión y como penitencia le pidió que rezara un Rosario y le aconsejó que lo rezara diariamente.

Ella le dijo que hacía el Vía Crucis, ayunaba y hacía otros sacrificios diariamente.

Más tarde, cuando estaba en oración, ésta mujer tuvo una visión dónde veía a su alma aparecer delante del Señor para ser juzgada.

San Miguel puso todas sus penitencias y oraciones en un lado de la balanza y todos sus pecados e imperfecciones en el otro.

El peso de sus pecados superó ampliamente al de sus buenas obras. Llena de terror, clamó a la Santísima Madre, quien puso el único Rosario que había rezado del lado de sus buenas obras. Éste Rosario era tan pesado que rebasó el peso de ambos, sus buenas obras y sus pecados.


El Santo Rosario es uno de los más grandes tesoros de la Iglesia. Desde comienzos del siglo 13, cuando Nuestra Señora nos lo dió, el Rosario ha demostrado ser la oración más comúnmente rezada y la más poderosa. Cada día millones de personas rezan el Rosario obedeciendo la petición de la Santísima Virgen; lo hacen como medio para vencer la maldad de nuestra sociedad, para restaurar la paz en nuestras almas y en el mundo y como ayuda para ganar el premio eterno en el Cielo.

El Rosario de Nuestra Señora está formado por 15 decenas dedicadas a 15 misterios de las vidas de Jesús y María. Es interesante saber que la palabra Rosario significa literalmente, guirnalda o corona de rosas y muchos piensan que cada oración dicha en el Rosario se transforma en una rosa que es ofrecida a Nuestra Señora, quien la presenta al altar de Dios.

El Rosario es un jardín lleno de amorosas repeticiones de invocaciones a Nuestra Señora, a Dios Padre y a la Santísima Trinidad. De hecho, el gran santo San Luis de Montfort dice que "el Rosario es un rosal espiritual venido del cielo que debemos sembrar en el jardín de nuestra alma".

De acuerdo a la tradición, el uso de las 15 decenas tal como las conocemos hoy le fue revelado a Santo Domingo por Nuestra Señora, cuando éste combatía en el sur de Francia al comienzo del siglo 14, la herejía de los Albigenses. Sin embargo se cree que el Rosario o una cadena de oraciones similar conocida con el nombre de "Salmo de los pobres" que consistía en 150 Avemarías dichas por cada uno de los 150 salmos, ya era usada mucho antes de esto.

Como el Rosario está formado por el Padrenuestro y el Avemaría (también conocida como el Saludo del Ángel), ha estado en uso prácticamente desde el tiempo de los Apóstoles.

Sin embargo, no se tiene conocimiento de que el Rosario, tal como se conoce hoy, haya sido usado antes de Santo Domingo. Cualquiera que sea su origen, es un arma poderosa contra el mal y como lo declarara el Papa Leo XIII, el mejor y más fructífero medio de invocar a Nuestra Señora. La misma María lo ha pedido en muchas apariciones alrededor del mundo, especialmente en 1917 en Fátima. Según lo registra la historia, en la Francia de 1214 Santo Domingo estaba terriblemente preocupado por la vida pecaminosa del momento, lo cual él pensaba impedía la conversión de los Albigences, entre los que había muchos herejes. Se retiró a un bosque cerca de Toulouse y oró incesantemente por 3 días y 3 noches haciendo severas penitencias para apaciguar la ira de Dios. Se azotó a sí mismo hasta en punto de entrar en coma. En ese momento se le apareció Nuestra Señora acompañada de 3 ángeles y le preguntó que si sabía qué arma quería utilizar la Trinidad para reformar al mundo. Santo Domingo no sabía y entonces Nuestra Señora le dijo que la mayor fuerza para la batalla espiritual había sido siempre el Salmo Angélico, el cual es la piedra fundamental del Evangelio. Luego le pidió que predicara sobre éste salmo. Se despertó fortalecido y con un ardiente celo por las almas. Su gente se había reunido y él comenzó a predicarles, pero al comenzar se desató una increíble tormenta. La tierra se estremecía, el sol se obscureció y hubieron tantos rayos y truenos que la gente se atemorizó. Su temor aumentó cuando una imagen de Nuestra Señora que estaba colocada a la vista de todos, la vieron levantar los brazos al cielo clamando la venganza de Dios sobre ellos, si no se convertían, si no reformaban sus vidas e invocaban su protección. Bueno, el pueblo de Toulouse respondió a la llamada, cambió su vida y hubo grandes mejoras en ese pueblo. A través de la historia ha habido una gran relación entre la devoción al Rosario y el estado de los acontecimientos del mundo. Por ejemplo; mientras más devoción, menos confusión, pues el poder de Satanás es severamente disminuído por el rezo del Rosario. No les tengo que decir sobre el estado en que se encuentra el mundo de hoy.

El número de personas que asisten a la Iglesia con regularidad, que rezan el Rosario es increíblemente bajo. En toda Europa la asistencia a la Iglesia es menor del 10% y en algunos países baja al 2%. El mundo de hoy se ahoga en un océano de pecados, de inmoralidad y de decadencia. Ha rechazado a Dios y ha abrazado al pecado. Sólo tenemos que leer los periódicos o ver los noticieros para darnos cuenta de que las consecuencias de nuestras malas decisiones son los signos de nuestro tiempo.

Por ésto es que Nuestra Señora ha venido como madre tierna y amorosa, suplicando a sus hijos que se conviertan y vuelvan a Dios. Ella es la Madre de la Iglesia y de toda la humanidad y hoy día llora porque muchos de sus hijos están ciegos por el pecado y van camino al infierno, hacia la pérdida permanente e irreversible de sus almas. Nuestra Señora ha pedido e insistido en que la gente rece diariamente el Rosario.

La reparación detendrá el justo castigo de la mano de Dios por los crímenes del mundo. Ella nos ha dado una poderosa arma con la que podemos detener las herejías y derrotar las fuerzas del mal. El Rosario es la cadena que atará a Satanás. Es más poderoso de lo que se pueden imaginar y ha salvado al mundo muchas veces de situaciones como la maldad que tenemos hoy. Hace pocos siglos, en 1571, los Turcos se estaban apoderando de toda Europa y parecía que el Cristianismo iba a ser arrasado. Cuando todo parecía perdido, el Papa San Pío V organizó una cruzada del Rosario. Les pidió a los católicos de todo el mundo que rezaran el Rosario y que le pidieran a Nuestra Señora que los librara del desastre eminente. Cuando llegó el día de la gran batalla, los soldados cristianos fueron a la batalla con la espada en una mano y el Rosario en la otra. El pequeño ejército cristiano, superado en número, derrotó a la grandiosa Armada Turca, salvando así a la cristiandad. Así el 7 de Octubre, fiesta del Santo Rosario, tuvo lugar en Lepanto una de las derrotas militares más grandes de la historia. El 6 de Agosto de 1945 en Hiroshima, Japón, sucedió un evento que desafía todas las explicaciones científicas. El Rectorado de la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora en Hiroshima, quedó erguido después de que la explosión de la bomba atómica arrasó con la ciudad matando a 200.000 personas. La Iglesia a un lado del Rectorado fue completamente demolida por la explosión atómica. No quedó en pie absolutamente nada en las calles adyacentes. De hecho hasta la calle desapareció.

Todo quedó completamente destruído. Sólo el Rectorado se mantuvo de pie en medio de las ruinas. Y sólo cuatro sacerdotes católicos que estaban dedicados al Santo Rosario, sobrevivieron la explosión nuclear.

El padre Hubert Schiffer, uno de los cuatro sacerdotes, estaba en el Rectorado ubicado a sólo 8 cuadras de donde cayó la bomba. Más de 200 expertos lo han estudiado preguntándose cómo pudo sobrevivir. Él responde señalando al Rosario. Dice que el mensaje de Fátima está unido al de Hiroshima: "O rezamos por la paz, o veremos la aniquilación de naciones enteras, como lo predijo Nuestra Señora" .

La hermana Lucía de Fátima ha dicho que no existe problema, ya sea material o moral, nacional o internacional; que no pueda ser efectivamente resuelto a través del Rosario y de nuestros sacrificios. Un ejemplo actual del poder del Rosario es lo ocurrido en Las Filipinas durante el régimen de Marcos. El presidente Marcos le había ordenado a su ejército que rodeara y dispara si no obedecían, a un numeroso grupo de personas que protestaban en contra de su tiranía. La procesión, que era en honor a Nuestra Señora, estaba completamente rodeada por tanques del ejército. Cuando los soldados de los tanques estaban a punto de disparar sobre la multitud, se les apareció la Virgen súbitamente, pidiéndoles que no hirieran a sus hijos. Los soldados, temerosos, abandonaron los tanques apresuradamente y fueron a la casa del obispo a preguntarle quién era esa señora que les había pedido no dispararle a su pueblo.

El Cardenal les dijo que había sido la Santísima Virgen porque ella es la Madre de todos, especialmente de los filipinos. Estos son sólo algunos de los muchos testimonios del poder del Santo Rosario. De hecho, es tan admirable éste tesoro espiritual que el cielo le ha revelado a la humanidad, que Nuestra Señora hace 15 promesas a aquellos que recen devotamente el Rosario: Los que fielmente me sirven mediante el rezo del Rosario, recibirán insignes gracias.

Yo prometo mi protección especial, y las más notables gracias, a todos los que recitasen el Santo Rosario El Rosario será la defensa más poderosa contra las fuerzas del infierno. Se destruirá el vicio; se disminuirá el pecado; y se vencerá a todas las herejías.

Por el rezo del Santo Rosario florecerán las virtudes y también las buenas obras. Las almas obtendrán la misericordia de Dios en abundancia. Se apartarán los corazones del amor al mundo y sus vanidades y serán elevadas a desear los bienes eternos. Ojalá que las almas hiciesen el propósito de santificarse por éste medio.

El alma que se encomienda a Mí por el rezo del Santo Rosario, no perecerá jamás. El que recitase el Rosario devotamente, aplicándose a meditar los sagrados misterios, no será vencido por la mala fortuna. En su justo juicio, Dios no lo castigará. No sufrirá la muerte improvista. Y si es justo, permanecerá en la Gracia de Dios; y será digno de alcanzar la vida Eterna. El que conserva una verdadera devoción al Rosario, no morirá sin los Sacramentos de la Iglesia.

Los que fielmente rezan el Santo Rosario, tendrán en la vida y en la muerte, la luz de Dios; y la plenitud de su Gracia. En la hora de la muerte, participarán de los méritos de los Santos en el Paraíso. Yo libraré del Purgatorio a los que han acostumbrado el rezo del Santo Rosario.

Los que permanecen como fieles hijos del Santo Rosario, merecerán un grado elevado de gloria en el Cielo. Se obtendrá todo lo que se me pidiere mediante la meditación del Santo Rosario. Todos los que propagan el Santo Rosario recibirán mi auxilio en sus necesidades. Para los devotos del Santo Rosario, he obtenido de mi Divino Hijo la intercesión de toda la Corte Celestial, durante la vida y en la hora de la muerte. Todos los que rezan el Santo Rosario son hijos míos, y hermanos de mi Único Hijo Jesucristo. La devoción al Santo Rosario es una gran señal de la predestinación. Después de la Santa Misa, no hay nada más poderoso que el Rosario para la conversión de los pecadores, para cambiar al mundo, para mejorar en la vida, para derrotar a Satanás y para obtener el Cielo. Déjenme darles unos ejemplos del poder del Avemaría y del Rosario según el libro "El Secreto del Rosario" de San Luis de Mortfont: Un día Santa Gertrudis tuvo una visión de Jesús contando unas monedas de oro. Ella tuvo el valor para preguntarle qué estaba haciendo y Él le respondió, "Estoy contando las Avemarías que has dicho; éste es el dinero con que puedes pagar tu camino al cielo" El gran San Luis de Mortfort dijo una vez: "Si por la gracia de Dios ya haz alcanzado un alto nivel en tus oraciones, conserva la práctica de rezar el Rosario si quieres permanecer en ese estado y si quieres crecer en humildad. Porque nunca aquel que rece el Rosario todos los días llegará a ser herético o llevado a la perdición por el diablo; esto lo puedo atestiguar con mi propia sangre". Los Papas San Pío X y Pío IX han enseñado que: "El Rosario es la oración más bella y rica en gracias. Es la oración que más toca el corazón de la Madre de Dios... y si desean que la paz reine en sus corazones, en sus hogares y en sus naciones, recen el Rosario en familia." Por favor únanse a mí para rezar desde nuestro corazón, al consagrarnos al Inmaculado Corazón de María y acogernos a su amorosa protección.


Consagración a Jesucristo a través de las Manos de María por San Luis De MontfortYo, ____________________ , infiel y pecador, hoy tomo tus manos en las mías y renuevo y ratifico las promesas de mi bautismo, renunciando para siempre a Satanás, todas sus seducciones y todas sus obras y haciendo donación total de mí mismo (a) a Jesucristo, Sabiduría Encarnada, con la intención de cargar la cruz, siguiendo Sus pasos todos los días de mi vida y siéndole más fiel de lo que he sido hasta ahora. Hoy, delante de la Corte Celestial, te tomo como mi Madre y Reina. Como esclavo tuyo, te entrego y dedico mi cuerpo, mi alma, todas mis posesiones espirituales y temporales, incluyendo hasta las recompensas de mis buenas obras, pasadas, presentes y futuras con el derecho de disponer de mí y lo que me pertenece sin excepción, según lo dispongas para la mayor gloria de Dios en el tiempo y la eternidad. AMEN


Cuando oramos a la Virgen María le rogamos con confianza porque ella es la Co-redentora y Mediadora de todas las gracias. Por su maternal intercesión recibimos las gracias de Jesús, contemplando los misterios evangélicos de la Encarnación (Misterios gozosos), la redención (los Misterios dolorosos) y la vida Eterna (Misterios gloriosos). La Madre de Jesús es nuestra Reina y nuestra Abogada, y como contemplamos el último misterio del Rosario, la Coronación de María; podemos confiadamente confiarle nuestras necesidades, sabiendo que Ella las presentará ante el Trono de su Divino Hijo, Nuestro Señor Jesús. Por favor únanse para rezar desde nuestro corazón, pidiéndole a Nuestra Señora su intercesión y oremos esa antigua pero actual oración de nuestra fe: el Santísimo Rosario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


I made this widget at MyFlashFetish.com.